Plan de rescate de EU busca gastar en la ‘economía del futuro’: experto

Vie, 26 Feb 2021
El Departamento de Economía de la IBERO organizó el conversatorio 'El Plan de Rescate Estadounidense, consecuencias para México', en donde participó Juan Carlos Baker, exsubsecretario de Comercio Exterior y uno de los negociadores del T-MEC
  • El conversatorio fue organizado por el Departamento de Economía de la IBERO.

Con el plan de rescate propuesto por Joe Biden, Estados Unidos pretende gastar, en el contexto de la pandemia generada por el SARS-COV-19, en lo que será la economía del futuro. Esto va de la mano con un efecto macroeconómico sobre cuál será el país que pondrá las reglas de la economía: China o EU, señaló el exsubsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker.

En su participación en el conversatorio El Plan de Rescate Estadounidense, consecuencias para Méxicoque organizó el Departamento de Economía de la IBERO, Baker dijo que el dinero que EU pretende gastar apuntalará una serie de prioridades, como la generación de las energías limpias.

“Una buena parte del dinero que se va a gastar en Estados Unidos es para subsidiar la investigación y el desarrollo de automóviles eléctricos, cuestiones que tienen que ver con fuentes alternas y el futuro de la energía, a la exploración de tierras raras y el desarrollo de yacimientos de litio”, comentó el exfuncionario y uno de los negociadores del T-MEC.

Hace unas semanas, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió al Congreso aprobar un paquete de rescate económico por 1.9 billones de dólares para financiar la recuperación inmediata de la economía estadounidense afectada por la pandemia.

El plan incluye pagos directos a los hogares, ampliación de los beneficios por desempleo, más dinero para los gobiernos estatales y locales, así como una expansión de los programas de vacunación y pruebas.

Al respecto, el Dr. Alejandro Rodríguez Arana, académico del Departamento de Economía de esta casa de estudios, ve adecuado que se busque apoyar a las personas que no pueden encontrar empleo y que tienen una situación precaria. Sin embargo, esta ayuda debe tener una fecha de caducidad, que podría ser cuando el PIB regrese al nivel que tenía antes de la pandemia.

“Esto no afectaría a México, sino que tendría un efecto positivo. Esto ofrece la esperanza de reabrir la economía y llegar un poco más a la normalidad en los próximos meses en donde la demanda de EU encuentre en México un apoyo para poder crecer”, añadió.

De acuerdo con Baker, el gasto que ejerza EU se va a traducir en demanda de productos mexicanos, naturalmente nos vamos a beneficiar por tener el T-MEC, y mientras EU y China sigan con su guerra comercial habrá un incentivo para cambiar fuentes de proveeduría hacia México, y además se va a tener también a toda una región vacunada contra el COVID-19.

Nos va a beneficiar en un momento en el que México necesita toda la ayuda que sea posible. En el escenario más optimista, para el 2021 vamos a crecer 4.5 %, poco menos de la mitad de lo que decrecimos en el 2020.

La posibilidad de que nos beneficiemos de los paquetes de estímulos de Estados Unidos de política industrial, sucederá si en México no se boicotea, porque buena parte de las decisiones de política pública que se han tomado en el país han generado incertidumbre en inversionistas y en el sector exportador de México.

  • Notas de interés:

#ANÁLISIS De la toma del Capitolio a la llegada de Biden, el dilema que viene

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219