¿Por qué son importantes las prácticas profesionales?

Mié, 19 Jul 2017
La ventaja es que los estudiantes cuentan con la guía de un profesor y de un jefe, que los apoyará durante todo el proceso
Realizar las prácticas profesionales facilita la entrada al mundo laboral
  • El contacto con las empresas permite a los estudiantes aplicar los conocimientos adquiridos en su formación académica (IBERO).

Las prácticas profesionales se han convertido en una actividad académica donde los estudiantes se vinculan con organizaciones, a partir de una materia, y están acompañados por un profesor-tutor que les facilita su inserción laboral en el ámbito del emprendedurismo y la empleabilidad.

El contacto con las empresas les permite a los estudiantes aplicar los conocimientos adquiridos en su formación académica y fortalecer sus competencias de formación profesional, señaló la maestra Gloria Amador Tardiff, coordinadora de Prácticas Profesionales de la IBERO.

Desarrollar una excelente práctica incrementa las oportunidades del estudiante de quedarse a laborar en la empresa al terminar su actividad o al finalizar su licenciatura.

En la IBERO, los estudiantes que hacen prácticas profesionales cuentan con varias opciones para realizarlas: las pueden validar a través de una propuesta de emprendimiento con beneficio social o con un proyecto de consultoría que les permita solucionar una necesidad particular de la organización.

Otra opción es a través de la investigación o la docencia. También existe la posibilidad de incrementar el impacto de su proyecto de servicio social, uniendo al mismo sus horas de práctica profesional. Por último, los estudiantes tienen la opción de validarlas por experiencia profesional.

En todos los casos, el profesor-tutor apoya al estudiante para que logre un impacto innovador, al dar solución al proyecto que vaya a realizar, explicó Araceli Cureño Montes, asistente de la Coordinación de Prácticas Profesionales.

El jefe directo tendrá la responsabilidad de ayudar al estudiante a identificar y desarrollar las habilidades específicas que el mercado laboral actualmente le requiere.

Práctica profesional y servicio social: dos procesos distintos.

Es importante que los estudiantes entiendan la diferencia entre las prácticas profesionales y el servicio social.

El Programa de Servicio Social Universitario está coordinado por la Dirección de Formación y Acción Social y para acreditarlo el estudiante debe inscribir una materia que le permitirá realizar una reflexión teórico-práctica de su servicio social. Además, debe cubrir 480 horas de trabajo directo con una comunidad en situación de vulnerabilidad. Al final, se obtiene la acreditación o no de la materia.

Por otro lado, la Coordinación de Prácticas Profesionales pertenece a la Dirección de Egresados y Desarrollo Profesional. Se encarga de apoyar y vincular a las partes involucradas (Universidad, organización y estudiante) en la gestión de la práctica profesional, a través de la operación de un sistema en línea que facilita el seguimiento y la evaluación de la práctica profesional, apoyando de esta manera en la custodia del proceso formativo de la misma.

Cada departamento académico determina los requisitos, el o los nombre(s) de la o las materia(s), el semestre ideal para realizar la práctica, así como el número de horas para poder validarla. Por esta razón, recomendamos al estudiante acercarse a su coordinación académica para conocer los detalles de gestión de su práctica profesional. Esta materia se acredita con una calificación numérica.

Una de las ventajas del sistema electrónico de prácticas profesionales, es la posibilidad de firmar en línea un acuerdo tripartita en el cual se especifican los compromisos que adquieren cada una de las partes. Lo firma el alumno que se inscribe al proyecto, el responsable de la empresa que dará seguimiento al practicante y el coordinador académico.

Las carreras técnicas acreditan sus prácticas con una materia de estadía profesional al final de su programa.

¿En dónde puedo realizar mis prácticas?

En lo que respecta al proceso de vinculación, las prácticas profesionales son muchos más flexibles en cuanto a la elección de las organizaciones en las cuales se puedan validar las mismas. En cambio, el servicio social si requiere que el estudiante se vincule con instancias gubernamentales u organizaciones de la sociedad civil (A.C. o I.A.P.).

La Coordinación de Prácticas Profesionales de la IBERO cuenta con un sistema electrónico en donde las empresas registran directamente sus proyectos para los practicantes, los cuales son validados directamente por cada coordinación académica.

El estudiante también cuenta con la posibilidad de registrar la empresa y el proyecto de su interés.

Notas relacionadas:

“Las prácticas profesionales me abrieron las puertas al mundo laboral”

Servicio social IBERO, un modelo innovador que transforma estudiantes

Valentina González/ICM