Presupuesto 2021 no está pensado para mitigar efectos del COVID-19

Lun, 21 Sep 2020
Académicos del Departamento de Economía de la IBERO participan en la conferencia virtual 'La política fiscal 2021: ¿es suficiente para enfrentar la crisis?'
  • Académicos del Departamento de Economía de la IBERO participaron en la conferencia virtual 'La política fiscal 2021: ¿es suficiente para enfrentar la crisis?'.
  • El Dr. Pablo Cotler afirmó que se debe dar más presupuesto a infraestructura de salud y educativa.
  • La Dra. Mariana Pereira-López enfatizó que es necesario hacer evaluaciones de los programas.
  • Dr. César Velázquez señaló que es preciso basarse en evidencia científica al momento de hacer el presupuesto.

La política de endeudamiento del gobierno federal y la estructura del gasto que esta promoviendo en el Paquete Económico 2021 sugiere que el gobierno cree que la crisis terminó este año y considera que vamos a regresar a la normalidad. Es un presupuesto que no esta pensado para paliar los grandes problemas del país, que continuarán hasta finales del próximo semestre, señaló el Dr. Pablo Cotler, académico del Departamento de Economía de la IBERO.

Durante su participación en la conferencia virtual La política fiscal 2021: ¿es suficiente para enfrentar la crisis?, el académico afirmó que el presupuesto no refleja que se vayan a mitigar los problemas de empleo que existen, situación que tardará por lo menos dos años para una recuperación.

Asimismo, el experto alertó sobre problemas graves de salud mental a consecuencia de la pandemia y un servicio educativo deficiente para atender las necesidades de los estudiantes a partir de las clases a distancia que no se están atendiendo en el presupuesto.

“Por los estragos que estamos viviendo, un gobierno responsable hubiera cambiado la estructura de los impuestos para dar más importancia a la infraestructura en salud. El gobierno mexicano está reduciendo ese presupuesto cuando se tendría que estar mejorando las clínicas y hospitales, así como las unidades de cuidados intensivos. Tendría que haberse dado más dinero para la infraestructura escolar porque la pandemia no se irá hasta mayo o junio del próximo año, no será la última pandemia y este gobierno no se está preparando para eso”, explicó el investigador.

El gasto total estimado para 2021 es de 6.3 billones de pesos, esto equivale a 25.2% del Producto Interno Bruto, un 0.3 % menor, en términos reales, respecto al aprobado en 2020. El presupuesto educativo propuesto para 2021 ascendería a 836 mil 400 milones de pesos (mdp), es decir, un crecimiento nulo, en términos reales, respecto al aprobado en 2020, y un recorte de 1.3 % en comparación con el gasto educativo ejercido en 2019. 

Asimismo, se espera un aumento en seis programas, entre los que destacan: Jóvenes escribiendo el futuro (31%), Becas Benito Juárez (9%) y Bienestar de Personas con Discapacidad (9%). 

Para Cotler, el status quo de este gobierno es como si nada hubiera pasado, piensa en que se saldrá de la pandemia en los próximos cinco meses, pero no se dan cuenta del tamaño del problema que se tiene encima: cuánto mas crecerá el mercado informal, a dónde irán los jóvenes que están entrando al mercado laboral y la pérdida de movilidad social causada por el rezago educativo.

El Dr. César Velázquez, académico del mismo departamento, comentó que es importante ver cómo será el gasto, pues en el Paquete Económico 2021 se observa que a diversos programas se les está quitando recursos; a otros, se le están dando más; y algunos, desaparecen.

“Me parece que las decisiones se están tomando sin la suficiente evidencia científica. Por ejemplo, en el sector educación: el programa Escuelas de tiempo completo desaparecerá, éste permitía extender las horas de clase al día. Este programa ha sido evaluado tanto por instancias internacionales como por investigadores mexicanos y sale muy exitoso porque ha ayudado a reducir las brechas de educación en este país".

Detalló que La escuela es nuestra tenía un presupuesto de siete mil mdp y ahora será de 12 mil mdp. Este programa consiste en dar dinero a padres de familia para temas de infraestructura en las escuelas o de mantenimiento, mismo que no ha tenido ninguna evaluación.

Por su parte, la Dra. Mariana Pereira-López, académica del Departamento de Economía, señaló que se apuesta más por algunos programas sólo por la narrativa, cuando debería de partir de evaluaciones para saber qué funciona y qué no.

 Al Dr. Alejandro Rodríguez le llamó particularmente la atención la restricción al gasto programable, mientras que el gasto no programable aumenta en términos reales, principalmente, intereses, participaciones y adeudos de años fiscales anteriores que tienen un incremento considerable.

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219