Reconocen como Memoria del Mundo México fotos del Movimiento del 68 de la IBERO

Jue, 28 Feb 2019
Las imágenes están bajo el resguardo de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (BFXC) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
También reconoce dos manuscritos poshispánicos que también forman parte de los Archivos Históricos de la BFXC
Los tres diplomas de reconocimiento serán entregados a autoridades de la IBERO el domingo 3 de marzo, a las 11:00 horas, en la FIL de Minería
  • Imagen de la Sección México 68 del Archivo Fotográfico de El Heraldo de México.
  • La Mtra. Teresa Matabuena, directora de la BFXC, sostiene el Plano del Siglo XVI sobre el Conflicto entre Culhuacán y Xochimilco.
  • El Plano documenta la disputa de ambos pueblos para establecer límites entre ellos.
  • Códice Huetamo (1542, 1552).
  • El Códice detalla los convenios entre el encomendero, el regidor y los pueblos indígenas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) reconoció como Memoria del Mundo México a más de mil fotografías sobre el Movimiento Estudiantil de México 68, que se encuentran bajo el resguardo de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (BFXC) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Además del reconocimiento a la Sección México 68 del Archivo Fotográfico de El Heraldo de México, el Comité Mexicano Memoria del Mundo también otorgó el registro en este programa de la UNESCO a dos manuscritos posthispánicos, igualmente preservados en la BFXC; se trata del Códice Huetamo y del Manuscrito y Plano del Siglo XVI sobre el Conflicto entre Culhuacán y Xochimilco.

La Sección México 68 del Archivo Fotográfico de El Heraldo de México está conformada por mil 46 fotografías tomadas por los fotorreporteros de aquel diario (Ismael Casasola, Gustavo Guardiola, Enrique Flores, Cuautle, entre otros 14 autores identificados), entre julio y noviembre de 1968. En ellas se registran las diversas etapas y eventos del movimiento estudiantil, así como la represión y el enfrentamiento con las fuerzas del Estado a lo largo de esos meses. La mayor parte de estas fotografías permaneció inédita hasta el año pasado, en el que con motivo de la conmemoración del 50 aniversario de estos hechos, resultaron ser una importante aportación a la memoria gráfica de aquel parteaguas en la historia de México.

En el Códice Huetamo (1542, 1552) se registran mediante pictogramas productos tributarios y sus cantidades. Los textos en lengua española que incluye detallan los convenios entre el encomendero, el regidor y los pueblos indígenas de la zona de Huetamo, en Michoacán. Se cree que perteneció a la colección de Don Lorenzo Boturini (1702-1755). Fue sustraído de México en 1946 y rescatado por el filántropo y bibliófilo Manuel Arango Arias, quien lo donó en 1996 a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

El Manuscrito y Plano del Siglo XVI sobre el Conflicto entre Culhuacán y Xochimilco (1573-1575) documenta la disputa de ambos pueblos para establecer límites entre ellos. En el manuscrito se detallan las visitas del oidor Alonso Maldonado y la intervención del virrey Martín Enríquez. El plano o mapa a color, con la resolución del conflicto, complementa este expediente. Fue donado a la Universidad Iberoamericana por el padre Manuel Ignacio Pérez Alonso, S. J. (1917-2007), en los años ochenta.

Estos tres reconocimientos se suman a los recibidos anteriormente por otros tres fondos documentales y un libro resguardados en la BFXC de la IBERO. Con registros en Memoria del Mundo México: la Colección Porfirio Díaz y Archivo Manuel González, el Archivo Alberto Salinas Carranza de la Historia de la Aviación en México y el Archivo de Comerciantes (1750-1853); y con registro en Memoria del Mundo Latinoamérica: el Ejemplar #244 de la Primera Edición del Canto General, de Pablo Neruda.

Los diplomas ‘Memoria del Mundo México’ para la Sección México 68 del Archivo Fotográfico de El Heraldo de México, para el Códice Huetamo y para el Manuscrito y Plano del Siglo XVI sobre el Conflicto entre Culhuacán y Xochimilco; así como la constancia de registro del Archivo de Comerciantes (1750-1853) en el programa Memoria del Mundo Latinoamérica (lo que lo convierte en un fondo documental que ha recibido una doble distinción, por su relevancia como memoria documental de México y de América Latina), serán entregados a las autoridades de la IBERO el domingo 3 de marzo, a las 11:00 horas, en la 40 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

La IBERO, salvaguarda del patrimonio documental

La maestra Teresa Matabuena Peláez, directora de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero de la IBERO, explicó que cuando se publica la convocatoria de Memoria del Mundo, en la BFXC se valora cuáles de los documentos de sus Acervos Históricos reúnen las características que pide la convocatoria y cuáles son los más significativos, para luego presentar propuestas de registro.

Para la postulación 2018 se eligió al Códice, y al Manuscrito y Plano, por ser de los documentos más valiosos y raros que tiene la Universidad, y por representar cuestiones muy importantes del siglo XVI, como los pleitos por la tierra, y los acuerdos entre el gobierno y los pueblos indígenas para el pago de los impuestos y de tributos.

El archivo fotográfico de México 68 se escogió por la riqueza de sus imágenes, gran parte de ellas inéditas, y que a raíz de que se dieron a conocer públicamente (por ejemplo, a través del libro Duotono), han sido solicitadas para formar parte de un gran archivo electrónico sobre movimientos sociales; en tanto que universidades e instituciones de México y el mundo han solicitado su reproducción para montar exposiciones y publicarlas en libros.

Con el resguardo y puesta a disposición del público de estos documentos, y resto que integran sus Acervos Históricos, reconocidos o no por la UNESCO, la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México da cuenta de su preocupación por salvaguardar el patrimonio documental de México, mismo que pone al servicio de los investigadores que lo valoran y tienen interés en verlo para Investigarlo.

Por último, Matabuena aclaró que, “la mayoría de estos documentos han llegado a la Universidad por donación, y la IBERO, al saber el valor cultural que tienen estos documentos, los acepta y se compromete y se hace responsable de cuidarlos”.

PEDRO RENDÓN/ICM


COMPARTIR: