#REPORTAJEIBERO Jóvenes serán los impulsores de la cultura financiera

Mié, 1 Ene 2020
Promover la inclusión financiera podría contribuir a impulsar el desarrollo y combatir la pobreza
  • Promover la inclusión financiera es prioritario para el Banco Mundial pues asegura que los servicios financieros pueden contribuir a impulsar el desarrollo (Imagen: pixabay.com).

En China se puede pagar prácticamente todo sin necesidad de llevar efectivo: transporte, una comida en un restaurante lujoso, las compras en tienda y el pago de servicios como la luz, el agua o el teléfono. El único requisito es contar con un celular que esté vinculado a una cuenta bancaria y tener Alipay o WeChat, aplicaciones de pago electrónico.

Esta posibilidad de pagar en formato electrónico inició en 2012 con Alipay, del gigante de ventas por internet Alibaba, cuando permitió que los chinos se enviaran por celular ‘sobres rojos’ con dinero con los que se felicitan en el año nuevo lunar. Después, este mismo servicio, lo incorporó WeChat que pertenece a la firma tecnológica Tencent.

De acuerdo con la agencia oficial de noticias Xinhua, ambas empresas se reparten el mercado del pago móvil en China, el cual ascendió a más de 16.5 mil millones de dólares. Dichos pagos han crecido a un ritmo anual del 100% y seguirán aumentado por ser el método favorito entre los jóvenes.

El Banco Mundial, a través de la base de datos Global Findex 2017, señaló que China y Kenia representan dos modelos diferentes con respecto al uso del teléfono celular para servicios financieros. En China, por ejemplo, los servicios financieros móviles dependen principalmente de proveedores de servicios de pagos que usan aplicaciones de smartphones vinculadas a una cuenta bancaria o a otro tipo de institución financiera.

En Kenia, los operadores de redes móviles ofrecen servicios financieros y éstos no están vinculados a instituciones bancarias; es decir, las personas tienen dos cuentas: una en banco y otra en dispositivos móviles. Esto se refleja en la manera en que hacen pagos a través de los celulares.

Para Stanley Munyao, director ejecutivo de la compañía de microfinanzas Musoni, la cual tiene presencia en Kenia, desde que la tecnología móvil llegó a África, la brecha de la exclusión financiera se está reduciendo.

Contra la pobreza

Promover la inclusión financiera es prioritario para el Banco Mundial pues asegura que los servicios financieros pueden contribuir a impulsar el desarrollo. Ayudan a las personas a escapar de la pobreza y facilitan inversión en salud, educación y negocios. Muchas personas pobres en el mundo carecen de servicios financieros, como cuentas bancarias y pagos digitales. En cambio, dependen del efectivo, que puede ser poco seguro y difícil de administrar.

Para el académico de la IBERO, César Fragoso, profesor de cátedra en el Departamento de Estudios Empresariales de la IBERO, lo que se logra con una bancarización es motivar a las personas a tener acceso a diferentes servicios que de otra manera no podrían. En Mexico, por ejemplo, se desconocen los beneficios que tiene la formalidad, pues el comercio informal y el manejo de efectivo sigue siendo una constante en el país.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, los teléfonos celulares y el acceso a internet ofrecen una alternativa a las tarjetas de débito y crédito para hacer pagos directos desde una cuenta. En economías de altos ingresos, 51% de los adultos (55 % de los cuentahabientes) informaron haber hecho al menos una transacción financiera usando el celular o internet el año anterior.

Mientras que, en economías en desarrollo, el 19 % de los adultos (30 % de los cuentahabientes) informaron haber hecho al menos un pago directo usando una cuenta de dinero móvil, un teléfono celular o internet.

México y la inclusión financiera

Desde hace unos días, en México es posible realizar pagos en tiendas o centros comerciales por medio del celular, sin efectivo, a través del sistema de cobro digital (CoDi), una plataforma desarrollada por el Banco de México (Banxico) para facilitar las transacciones de pago y cobro a través de transferencias electrónicas, de forma rápida, segura y eficiente.

CoDi usa dos tecnologías para facilitar que tanto comercios como usuarios realicen transacciones sin dinero en efectivo. La primera es la QR (de respuesta rápida, por sus siglas en inglés) consiste en un código de barras (como los que aparecen en los artículos del supermercado) cuyos datos están guardados dentro de un cuadrado, mismo que permite almacenar una gran cantidad de información para después ser leída y mostrada desde una aplicación en el celular. Este código puede estar estático en un establecimiento o se puede generar en cada transacción.

La otra tecnología es la Near Field Communication (NFC) que se basa en la transmisión de datos e información, con el sólo hecho de aproximar dos dispositivos móviles entre sí.

Los beneficios de pagar y cobrar con CoDi, según Banxico, son las transferencias rápidas, seguras y eficientes, pues se realizan en cuestión de segundos, a cualquier hora, todos los días, incluyendo fines de semana.

Debido a que las operaciones son explícitamente aceptadas por el comprador, evita los contracargos. La disposición es inmediata, pues el dinero se ve reflejado en la cuenta de manera directa al igual que el efectivo. Además de que no se generan comisiones adicionales.

Además, permite un mayor control de las finanzas personas y acceso a servicios financieros a la medida. Se genera un historial de operaciones que permitirá a las instituciones financieras ofrecer servicios de acuerdo a tus necesidades.

El Mtro. José Luis Vásquez Costa, coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la IBERO, explicó que, con esta iniciativa, la idea es fomentar el crecimiento de la economía a través del celular.

El académico señaló que todos los bancos tienen este servicio ligado, sobre todo, los que tienen pagos SPEI. El beneficio principal es que se puede pagar sin cargar efectivo, incluso se puede llevar al extremo de que no es necesario llevar la cartera porque sólo se necesita abrir la aplicación del banco, generar el código QR, la persona escanea y recibe el dinero.

“Lo que se está buscando es identificar la mayor parte de transacciones en efectivo que se pueda. En el país tenemos el problema del excesivo uso del efectivo que dificulta la transparencia en las transacciones para la mayoría de las personas, motivado por el comercio informal que evita tener una cuenta bancaria y elementos a través de los cuales se pueda detectar”, dijo.

El también coordinador del programa de TSU en Sistemas Administrativos y Contables, añadió que CoDi debería convertirse en un medio que facilite el pago, incentive el comercio y que adicionalmente permita transparentar las transacciones. “En el país, debemos de dejar de tener miedo a ser transparentes con lo que hacemos”.

Por su parte, el Mtro. Fragoso alertó que la gran tasa de informalidad lleva a una baja bancarización y recaudación, por lo cual esta iniciativa de Banxico es un paso automático al tema tecnológico a nivel mundial, pues los pagos digitales son una tendencia.

“La tecnología está revolucionando porque tiene un ahorro muy grande para las empresas. Entre menos efectivo se maneje es mejor por un tema de costos. Además, la intención es empujar la bancarización para lograr mayor recaudación. México es uno de los países con menor recaudación a nivel mundial”.  

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha señalado que México debe aumentar su capacidad para recaudar impuestos si quiere tener un desarrollo sostenible e inclusivo.

De acuerdo con el informe Estadísticas tributarias en américa Latina y el Caribe elaborado por este organismo, el país tiene un promedio de recaudación tributaria del 16.3% del PIB. Es decir, es el sexto peor de la región y está muy alejado de la media de la OCDE del 34.2%. Por esta razón, pide "incrementar la presión fiscal", especialmente en lo referente al IVA.

Uno de los principales causantes de la baja tasa de recaudación tributaria de México, según el estudio, es la alta informalidad laboral que sufre el país, la cual ronda el 60%, su nivel más alto desde febrero de 2016. Los datos son bastante mejores que la media de América Latina, donde la informalidad roza el 90%, pero son muy altos comparado con Colombia, donde los trabajadores que cobran 'en negro' llega al 42%, o Argentina, donde no supera el 34%.

Jóvenes, impulsores de la cultura financiera

Un análisis de BBVA Data & Analytics y el informe El uso del efectivo y sus determinantes de BBVA Research arrojaron que, en España, las personas menores de 35 años realizan hasta el 80% de sus transacciones con tarjetas, mientras que 20% corresponde a disposición de efectivo en cajeros. Dichos indicadores, según la institución financiera, confirman el avance hacia una sociedad cashless encabezada por los más jóvenes.

De acuerdo con el Mtro. José Luis Vásquez, para las personas que tienen más de 30 años los nuevos modelos financieros como CoDi pueden llegar a ser complicados. Pero en los jóvenes, quienes están acostumbrados a utilizar medios electrónicos de pago, el uso está normalizado. Serán éstos quienes permearán estas herramientas entre toda la población, tanto en las anteriores como en las futuras generaciones.

“Es importante que los jóvenes volteen a ver actividades que hacen y que las comparen con las que sale al mercado como el caso de CoDi y califiquen su viabilidad; así como utilizar estos métodos de forma segura, es decir, no traer claves en el dispositivo y tener el celular bloqueado”, apuntó.

Asimismo, comentó que es importante la difusión sobre el uso y beneficios de estas plataformas, pues si gana la idea de que es una medida que está utilizando el gobierno para fiscalizar entonces fracasará o sólo una parte de la sociedad hará uso de las mismas.

Por su parte, el Mtro. César Fragoso concluyó que en Mexico falta un empuje a la inclusión financiera y este tipo de aplicaciones hacen más fáciles las transacciones porque motivan a la gente a seguirse informando y ver las ventajas de estar bancarizado.

La meta de la banca, según la Asociación de Bancos de México (ABM), es lograr que los 37 millones de personas que operan una cuenta bancaria usen CoDi para 2022.

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219