Un “monstruo burocrático”, herencia para nueva secretaria de Cultura

Jue, 5 Ene 2017
El rumbo a seguir durante su gestión será simplemente el de la continuidad: Alberto Soto Cortés
Es importante terminar con discursos fáciles como el de la "cultura milenaria" de México
  • María Cristina García, titular de la Secretaría de Cultura (Foto: Noticieros Televisa)

Al no existir aún una Ley General de Cultura, la nueva secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, ha heredado un “monstruo burocrático” que no tiene mandatos ni línea clara de acción, lo que apunta que el rumbo a seguir durante su gestión será simplemente el de la continuidad.

Así lo señaló el doctor Alberto Soto Cortés, académico del Departamento de Arte de la Universidad Iberoamericana, quien apuntó que al no existir un consenso sobre el proyecto de la joven Secretaría de Cultura, lo más seguro es que durante 2017 la dependencia gubernamental se limite a cumplir con la agenda de actividades establecida durante la gestión del finado Rafael Tovar y de Teresa.

La cultura, dijo el académico de la IBERO, debería tener una "importancia real" y no depender de una superestructura. Sin embargo, la cultura sigue siendo minimizada y “golpeada” en materia presupuestal, como lo mostró el adelgazamiento del aparato burocrático cultural en años recientes, que dejó a miles de trabajadores en el desempleo y a los actores del sector cultural en una total incertidumbre, reflejando el poco interés y valor que el Estado le adjudica. Lo anterior es una "terrible herencia" con la que tendrá que trabajar la nueva funcionaria.

El también coordinador de la Licenciatura en Historia del Arte añadió que es necesario dejar a un lado la retórica tradicional que subraya la “cultura milenaria” de México y otros discursos fáciles que se repiten una y otra vez.

Además, "la Secretaría de Cultura no puede seguir proporcionándonos entretenimiento, y dentro de eso, me parece que deben evitarse en gran medida esos macroproyectos difundidos como grandes oportunidades para que millones de personas conozcan la obra de un artista, pero que en verdad no redundan más allá de la experiencia de una exposición blockbuster", enfatizó.

"Me parece que es tiempo de dar un giro total a la propia misión que el Estado tiene en el ámbito de la cultura. Debe haber una conciencia de que ésta no es una actividad paraestatal, y de que el Estado debería favorecer las industrias creativas".

El doctor Soto recomendó que la nueva secretaria de Cultura "comience la transición, que dialogue con los actores políticos oficiales y no ofciales del sector cultural, para pensar en un proyecto cultural a largo plazo, así como dialogar con las instituciones de educación superior públicas y privadas, así como con distintas organizaciones en función de empoderarlas, si el objetivo es que el Estado reduzca su control y su participación creativa, no así económica, en la cultura".

"Y, naturalmente, quienes aspiren al poder en el 2018, tendrían que comenzar a trabajar en un proyecto de participación del Estado en Cultura", concluyó.

JTGI/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219