Urbanista afirma que ciudades deben ser inclusivas antes que inteligentes

Lun, 10 Dic 2018
El Mtro. Juan Carlos Zentella señala que la actual administración deberá tomar en cuenta el impacto al entorno y desarrollar modelos sustentables
  • Imagen aérea de la Ciudad de México (Tomada de Alto Nivel).

Uno de los grandes retos de las ciudades en el mundo es asegurar un desarrollo inclusivo antes de pretender ser inteligentes, afirmó el Mtro. Juan Carlos Zentella, director general de Local & Global Ideas, durante la conferencia ‘Ciudades y cambio climático: logros, desencantos y retos de la nueva agenda urbana para el siguiente sexenio’.

“La urbanización va a persistir, pero debemos ver qué tipo queremos. Sobre todo porque nos estamos urbanizando con población sin acceso a la electricidad, conexión a red de alcantarillado sanitario y en pobreza alimentaria”, expresó quien fuera director general adjunto de Ordenación del Territorio y Enlace de Cambio Climático.

Agregó que para 2050 se espera que el cambio climático provoque el desplazamiento de 200 millones de personas en el mundo, por lo que se debe empezar a construir urbes que tomen en cuenta el medio ambiente, se desarrollen con orden y se integren al entorno, pues llegamos a un punto donde no se puede “disociar a las ciudades de su entorno natural”.

Zentella Gómez comentó que la actual administración deberá pensar en verde, es decir, tienen que asumir el impacto que las ciudades están teniendo en el entorno, crear sistemas sustentables como estrategias de adaptación al cambio climático (drenaje y captación de agua) e integrar la biodiversidad a las zonas urbanas.

“El Índice de Biodiversidad Urbana lo que busca es asegurar que las ciudades adopten una serie de estrategias que aseguren que aves migratorias, fauna silvestre y una serie de biodiversidad no pierda sus funciones por el simple hecho de transitar por la ciudad. La infraestructura verde y la saturación de azoteas forman parte o puede contribuir en este índice”.

Incluso, la adaptación al calentamiento global pasa por la autosuficiencia alimentaria en las ciudades. “La ONU estima que la siembra en terrazas y patios en ciudades puede ser 15% más productiva que en zona rurales, porque son más densas y normalmente con tecnología su intensidad energética y de agua es muchísimo menor”.

El especialista comentó que una vez logrado el desarrollo inclusivo (reducir los índices de pobreza y mantener las posibilidades para mejorar el nivel de vida), se puede aspirar a construir ciudades inteligentes, que deben tomar en cuenta tres tipos de sustentabilidad: económica, social y ambiental, cuyos componentes son reducir las emisiones de contaminantes, gestión del suelo, mecanismos de financiamiento y uso eficaz de predios interurbanos.

La conferencia ‘Ciudades y cambio climático: logros, desencantos y retos de la nueva agenda urbana para el siguiente sexenio’ fue organizada por la Maestría en Proyectos para el Desarrollo Urbano, adscrita al Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.