#ViolenciaEs: IBERO arranca campaña para visibilizar violencia y discriminación

Mar, 19 Mar 2019
De forma conjunta con el ITESO, exhibe acciones u omisiones que pueden dañar física, mental, psicológica, emocional y sexualmente a las personas
“Hay comentarios y expresiones muy cotidianas que son violentas, y ya es hora de que quien las hace se detenga”
  • La campaña visibilizará las situaciones o expresiones que son violentas en sí mismas.

La campaña #ViolenciaEs que ha puesto en marcha la Universidad Iberoamericana Ciudad de México junto con el ITESO (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente), busca visibilizar y prevenir las distintas formas de agresiones de uso cotidiano, las cuales pueden estar naturalizadas entre las y los estudiantes, personal docente, administrativo y de servicios.

La Mtra. Elvia González del Pliego Dorantes, coordinadora del Programa de Género e Inclusión de la IBERO y creadora de esta campaña en la que participan dos universidades jesuitas, explicó que, a través de imágenes distribuidas en los espejos y en las puertas de los baños de los distintos edificios (de ambos planteles), así como en las mesas de las cafeterías, se ejemplifican frases sobre violencia de género, discriminación y lo que significa el consentimiento en las relaciones íntimas.

Cada sticker cuenta con un dibujo que se explica con frases como: 'Compartimos contraseñas porque nos tenemos confianza', 'Ser gay es una enfermedad', 'Es una carrera MMC', 'No seas nena'. Asimismo, en la parte inferior de cada imagen hay una reflexión del porqué son expresiones de violencia de género. También se informa sobre lo que es hostigamiento y acoso sexual, entre otros tópicos. Los diseños gráficos son obra de Azucena Meza Uscanga.

violencia_es_mesa_de_trabajo_1_copia_7.png

La imagen también cuenta con un código QR que redirecciona al Programa de Género e Inclusión. En particular, a la sección donde se encuentran las indicaciones para presentar denuncias en caso de ser víctima de violencia de género. En ese sitio, también se puede leer el Protocolo de Actuación para la Prevención y Atención de Discriminación y Violencia de Género en la IBERO, que tiene como objetivo que la comunidad universitaria esté protegida, conozca sus derechos y sepa que en esta casa de estudios no se permite ningún tipo de violencia.

“La idea es que se enteren que existe el Protocolo y que tengan la confianza de denunciar para que se puedan cambiar los ambientes. También, que la comunidad tenga conciencia de las distintas formas de violencia. Y que sepan que si continúan ejerciéndolas tendrán que asumir las consecuencias”, señaló González del Pliego Dorantes.

violencia_es.11_mesa_de_trabajo_1.png

Si un integrante de la comunidad universitaria es discriminado o si es agredido por su forma de pensar, por su color de piel, identidad y expresión de género, o por su orientación sexual, es importante que sepa que en estos casos se debe acudir a la Procuraduría de Derechos Universitarios (PDU), pues estos temas no se resuelven ni se denuncian en la Dirección del Departamento en el que colabora la persona, tampoco en las coordinaciones de las licenciaturas, maestrías o doctorados.

Una vez que la denuncia se presenta, la PDU analiza el expediente. Si procede, lo turna al Comité donde se atienden los casos por violencia de género por parte de especialistas internos y externos en la materia. Las sanciones se dan dentro de la universidad, pero queda abierta la posibilidad de acudir a presentar la denuncia al Ministerio Público, si el caso así lo amerita.

En un intento porque vaya más allá de los muros de las universidades y permee en la sociedad en general, la campaña se extenderá al entorno de los medios digitales.

Expresiones que pueden ser violentas

González del Pliego habló de la importancia de hacer conciencia, a través de esta campaña, sobre la violencia que existe en las expresiones más comunes. Por esta razón, el objetivo de la campaña es que se conozca cómo las expresiones y formas en las que se relacionan las personas pueden ser violentas.

La académica explicó que la violencia es toda aquella acción u omisión que dañe física, mental, psicológica, emocional y sexualmente a una persona. Asimismo, detalló que existen diferentes tipos y modalidades de violencia, así como agresiones que se basan en roles y estereotipos de género, homofobia y discriminación.

violencia_es.11-04.png

“Es importante visibilizar en la universidad los tipos de violencia que existen porque estamos formando personas que son parte de una sociedad y que el día de mañana serán profesionistas que deberán estar conscientes sobre la importancia de la igualdad y equidad de género; y de lo dañino de la violencia de género y discriminación, para que generen cambios en sus ámbitos de trabajo y en la sociedad en donde convivan. Tenemos la obligación de generarles conciencia. No se puede ser una universidad y no hacer algo al respecto, sería una omisión no hacerlo”, explicó.

Para la especialista, la violencia contra las mujeres y por homofobia, transfobia, lesbofobia, etcétera, puede terminar en feminicidios y asesinatos de personas de la comunidad LGBT+. “En México, lo que tenemos en contra es que, a través de chistes y bromas, hay violencia. Hay quienes hacen chistes misóginos, sexistas, homofóbicos, sobre discapacidad o aspecto de una persona que no tienen nada de chistoso y que hay que aprender a decir ‘no lo digan’, pues no tiene nada de gracioso burlarse de otra persona.

violencia_es_mesa_de_trabajo_1.png

“Hay muchas formas de hacer reír que no tienen que ver con discriminar o violentar a nadie. Esto también es importante que se tome en cuenta dentro de los salones de clase, pues la libertad de cátedra nada tiene que ver con hacer ese tipo de chistes o comentarios”, añadió.

La académica alertó que la violencia homofóbica y contra las personas trans va en aumento. La violencia contra las mujeres está invisibilizada y, por lo tanto, normalizada. También contra los hombres hay violencia basada en estereotipos y roles de género, por ejemplo, cuando se le dice que tiene que estudiar pues su responsabilidad en la vida será mantener a una familia, ya que es lo que le toca por ser hombre. “Hay comentarios y expresiones muy cotidianas que son violentas, y ya es hora de que quien las hace se detenga y que las personas agredidas denuncien”.

violencia_es_mesa_de_trabajo_1_copia_0.png

La Mtra. González del Pliego dijo que la universidad tiene la obligación de terminar de formar personas, de ayudarlas a que desarrollen un pensamiento crítico. Que no sólo tengan conocimientos académicos sino formar ciudadanas y ciudadanos comprometidos con el respeto y con la valoración de su entorno y de las personas. “Se tiene que formar gente que sepa comportarse en sociedad y que respete los derechos humanos”, dijo.

Valentina González Yáñez/ICM


COMPARTIR: