#CIENCIA 2018, año ominoso en la lucha contra el cambio climático

Lun, 10 Dic 2018
Este año, las emisiones globales de dióxido de carbono han superado máximos históricos
  • (Imagen: pixabay.com).
  • Figura 1: Temperatura del Océano Atlántico el 6 de septiembre de 2018. Las altas temperaturas favorecieron el desarrollo de Florence. La imagen está tomada del portal Weather Underground.
Por: 
Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, e Investigador Nacional Nivel II (SNI).

En el periodo 2014-2016 las emisiones de dióxido de carbono vinculadas con las actividades humanas se habían estabilizado. Considerando que para el año 2030 estas emisiones deben descender en un 50% con respecto al año 2016, las cifras comenzaban a ser prometedoras. Sin embargo, en el año 2017 el dióxido de carbono emitido a nivel mundial nuevamente aumentó y durante 2018 se han arrojado a la atmósfera 37 mil millones de toneladas de este gas de efecto invernadero. Esto constituye una cifra récord y representa un aumento de 2.7% con respecto a los niveles del año pasado1.

Al inaugurarse la Cumbre sobre Cambio Climático que actualmente se desarrolla en Polonia, el ingeniero físico António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, ha sido muy enfático al declarar que la humanidad se encuentra en graves problemas por causa del calentamiento global. El Secretario también ha señalado que a pesar de que actualmente somos testigos de impactos climáticos devastadores “no nos estamos moviendo lo suficientemente rápido, para evitar procesos irreversibles y catastróficos en el clima” 2.

Tanto las ciencias físicas como la aritmética elemental dan completa razón al secretario Guterres. Por un lado, es un hecho incontrovertible que la radiación emitida desde la superficie de la Tierra no puede viajar libremente hacia el espacio exterior debido a la presencia de gases de efecto invernadero en la atmósfera. 
Dado que las concentraciones de este tipo de gases han aumentado significativamente desde el inicio de la Revolución Industrial, la temperatura promedio de la Tierra se ha incrementado en un poco más de un grado centígrado en el último siglo. Por el lado de las cifras duras, cada año las emisiones deben decrecer en al menos mil 500 millones de toneladas de dióxido de carbono para alcanzar niveles de 18 mil millones de toneladas en el 2030, lo que representaría una disminución del 50% del total registrado en el año 2016.
El panorama se ha complicado aún más debido a que Estados Unidos ha anunciado su salida de los Acuerdos de París en el año 2020, mientras que en Brasil las medidas de protección a los bosques del Amazonas están en riesgo de desaparecer debido a intereses económicos en dicho país. Cabe recordar que la deforestación es una de las causas fundamentales del calentamiento global antropogénico, puesto que al eliminarse los bosques se eliminan también fuentes de absorción de dióxido de carbono, a la vez que el carbón capturado en los troncos de los árboles es arrojado a la atmósfera3.

Durante 2018 se presentaron desastres naturales que fueron agravados por el fenómeno del calentamiento global antropogénico. Uno de ellos fue el huracán 'Florence', cuyos efectos se intensificaron debido a las altas temperaturas del océano Atlántico en el mes de septiembre4 (ver figura 1). Los incendios atípicos en Suecia, Grecia y California fueron favorecidos por ambientes muy secos derivados del aumento de la temperatura media del planeta5

Adicionalmente, se produjeron inundaciones extremas en el estado mexicano de Nayarit, no como producto de la intensidad de los vientos del huracán 'Willa', sino de las lluvias y del aumento del nivel del océano derivados de la presencia de este huracán. En este caso, los medios de comunicación dieron cuenta de más de cien mil mexicanos damnificados. Los modelos probabilísticos actuales indican que el calentamiento global incrementará la frecuencia de inundaciones extremas en costas mexicanas6

En diciembre de 2019 se tendrá un nuevo informe sobre la cantidad de dióxido de carbono emitida a nivel mundial. Diversos estudios científicos serán reportados en la literatura especializada a lo largo del año y estos a su vez serán reproducidos y analizados en diversos medios de comunicación.

Es indispensable que durante los siguientes años, la ciudadanía de cada país dé seguimiento puntual a la evolución de este tipo de cifras, y que en caso necesario se movilice para garantizar el cumplimiento de las metas de los acuerdos internacionales. Ignorar o minimizar el problema del calentamiento global antropogénico generaría una factura inmanejable para las próximas generaciones en todo el planeta.

Referencias:
1 "Global Carbon Project (2018):  Carbon budget and trends 2018”. [www.globalcarbonproject.org/carbonbudget] publicado el 5 de diciembre de 2018, junto con artículos originales arbitrados y fuentes de datos originales.
3 A. Sandoval-Villalbazo, “Deforestación asignatura pendiente en la lucha contra el calentamiento global “, Prensa Ibero (2 de abril de 2018).
http://ibero.mx/prensa/deforestacion-asignatura-pendiente-en-la-lucha-co...
Ver también la nota de Ivette Lira en el portal sinembargo.mx, “La deforestación, el despojo de los humanos a la naturaleza”, publicada el 3 de mayo de 2018.
https://www.sinembargo.mx/13-05-2018/3403936
6 A. Sandoval-Villalbazo, “inundaciones extremas serán más frecuentes en México”, Prensa Ibero (28 de septiembre de 2018). http://ibero.mx/prensa/ciencia-inundaciones-extremas-seran-mas-frecuente...

PRL/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219