Comité de Ética IBERO cuida aspectos humanos en investigaciones

Vie, 31 Mayo 2019
Analiza los protocolos de investigación que requieren ser aprobados o tener un dictamen cuando existe una cuestión ética
  • Dr. Miguel Ángel Sánchez, el Mtro. Carlos Avendaño, Carmen Doria Serrano, la Dra. Mariana Dobernig, la Dra. Martha Kaufer, Dra. Fidele Vlavo y el ing. Enrique Healy Wehlen (Valentina González/IBERO).

La Universidad Iberoamericana, desde hace siete años, cuenta con un Comité de Ética en Investigación (CEI) que tiene a su cargo evaluar y dictaminar protocolos que presentan los investigadores de nuestra institución.

La procuradora de la IBERO y presidenta de este organismo, la Dra. Mariana Dobernig Gago, afirmó que el CEI se encarga de analizar la viabilidad de los protocolos elaborados en esta institución educativa cuando los proyectos conllevan algún conflicto ético, o se deba de proteger la dignidad y confidencialidad de las personas involucradas en el estudio.

“Un grupo de académicos analizamos las cuestiones éticas y la viabilidad de los protocolos que presentan los investigadores de esta casa de estudios, sobre todo cuando se involucra en el estudio a las personas”, explicó Dobernig. 

La también académica del Departamento de Derecho recordó que este comité se formó a instancia del Departamento de Salud, principalmente por iniciativa de la Dra. Ana Bertha Pérez Lizaur y la Dra. Alicia Parra, debido a que se tenían protocolos de investigación que requerían un aval. Así comenzó el CEI bajo la presidencia del Dr. Enrique Beascoechea.

“El CEI analiza los protocolos de investigación que requieren que sean aprobados o tener un aval cuando existe una cuestión ética que analizar”, expresó Dobernig.

El Comité de Ética de Investigación de la IBERO está reconocido por la Comisión Nacional de Bioética (Conbioética), un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud con autonomía técnica y operativa que regula a los comités de ética e investigación tanto en hospitales como en instituciones. 

La Conbioética asegura que los CEI son responsables de evaluar y dictaminar los protocolos de investigación en seres humanos, formular las recomendaciones de carácter ético que correspondan, elaborar lineamientos y guías éticas institucionales para la investigación en salud y dar seguimiento a sus dictámenes.

De acuerdo con este organismo, la investigación con seres humanos conlleva riesgos, esto hace necesario garantizar condiciones éticamente aceptables en la producción de conocimiento, considerando que el marco legal no es suficiente para dilucidar o resolver los conflictos de orden moral o ético que se presentan en la actividad científica.

El Comité de Ética de la IBERO está integrado por un representante de la Dirección de Investigación (DINV), del Departamento de Ciencias Religiosas, del Departamento de Salud, del Departamento de Ingenierías, del Departamento de Psicología, un experto en Bioética, un secretario técnico, un miembro externo a la universidad y un especialista en el tema.

“Los integrantes del CEI tenemos otras funciones en la Universidad. Pero desde hace siete años integramos con gusto este Comité en donde recibimos la información y después damos el consentimiento bajo información. Nos reunimos seis veces al año para analizar los proyectos que han llegado a la Dirección de Investigación para dar nuestro aval y/o recomendaciones”, añadió.

Dobernig, quien aseguró que es importante concientizar a los investigadores, explicó que parte de las recomendaciones que hace este Comité es que cuando se involucra a personas para realizar investigaciones, éstas deben conocer los procedimientos, resultados y que se les protegerán sus datos personales.

De acuerdo con Conbioética, toda investigación que involucre seres humanos debe llevarse a cabo de acuerdo con normas éticas universalmente reconocidas. A fin de reducir al mínimo la posibilidad de causar daño, se han establecido una serie de principios éticos que deben acatar los protocolos de investigación: respeto de la autonomía, no maleficencia, beneficencia y justicia, reflejados en las guías y lineamientos nacionales e internacionales.

Estos principios, sin embargo, no son limitativos, es necesario complementarlos con otros aspectos éticos, propios de la investigación, como son la integridad científica, la confidencialidad en el manejo de información sensible o el valor social de la investigación.

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219