Egresado lleva la vocación humanista de la IBERO a la Universidad de Yale

Lun, 9 Sep 2019
Saúl Sánchez, egresado de la Licenciatura en Historia del Arte, gana beca Santander Universidades para cursar el Yale Summer Session
  • Saúl Sánchez, egresado de la Licenciatura en Historia del Arte (Alberto Hernández/IBERO).

Para Saúl Sánchez, egresado de la Licenciatura en Historia del Arte, uno de los valores más importantes de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México es su vocación humanista y social, estandarte que llevó consigo durante su estancia de verano en la Universidad de Yale.

Sánchez Lovera fue uno de los 12 estudiantes a nivel mundial que ganaron la beca Santander Universidades, para cursar el Yale Summer Session (finales de junio a mediados de agosto), una experiencia que el egresado califica de enriquecedora

Hubo factores que le ayudaron a conseguir la beca: promedio de 9.3 al final de la carrera, su estancia como practicante en la Secretaría de Cultura, la edad límite para postularse y un ensayo fueron su pase de entrada para estudiar en una de las instituciones educativas más reconocidas del mundo.

Aunado a estos requisitos, para Saúl, lo más importante es tocar puertas y postularse a todos los programas o becas que hay para quienes están interesados en seguir su formación. En su afán de abrirse paso y expandir su visión, ha estudiado en la Universidad de Chile (2018) y obtuvo una beca de ensayo creativo por el FONCA.

"En las carreras de humanidades, una buena opción es la academia y las becas, por eso soy insistente. Como consejo a otros jóvenes, les digo que está 'padre' tocar puertas: así como me han dado algunas (becas), otras no. Les recomendaría buscar esas oportunidades y quitarse el miedo".

verano_en_yale_3.jpeg

Experiencia en Yale

Saúl estuvo seis semanas en Yale, una de las ocho instituciones de élite educativa en Estados Unidos que forman parte de la Ivy League. Ahí estudió las materias de Fundamentos de Teoría Social y de escritura creativa en inglés, llamada Writing About Family.

Señaló que como estudiante de humanidades, y en cualquier área, es importante abrirse a otras áreas del conocimiento y tener una formación integral. En general, su verano educativo fue placentero y de mucho crecimiento.

Dijo que la población estudiantil de Yale es diversa, dinámica y cálida. No se sintió rechazado, incluso esa 'diferencia', lo ayudó a ser valorado por sus compañeros.

"Me iba muy bien porque se valoraba mucho la diferencia, mi visión, justo era interesante que la mayoría de las estudiantes (de la materia de Writing About Family) eran hijas de migrantes. Esa clase me ayudó a entender la irrupción de la identidad de los migrantes y la de sus hijos".

Como cualquier estudiante que cursa su primer año en Yale, Saúl y el resto de los becados por Santander Universidades vivieron en una de las residencias (la institución bancaria pagó el programa educativo y la manutención; el vuelo y los gastos fueron por su cuenta).

"En la que yo estaba es la más bonita; tenía en el sótano una cancha de basquetbol, una sala en común, gimnasio, además del propio de la universidad; hay otras (residencias) que tienen sala de cine. Todas tienen su propio comedor y una vida independiente muy intensa".

Además, en el aspecto recreativo, platicó que Yale ofrece recorridos cada fin de semana a ciudades como Nueva York y da algunos subsidios para disfrutar de eventos en Broadway, así como el transporte gratuito para las y los estudiantes.

verano_en_yale_1.jpeg

La IBERO y su vocación

El egresado afirma que el plus de la Iberoamericana frente a otras universidades es la vocación humanista y social; que se refrenda con el discurso oficial de nuestra casa de estudios. Otro referente son las clases de reflexión, pues son determinantes en la formación del estudiantado.

"Es raro que a una universidad, en estos tiempos, en este país y en esta ciudad, le importe la filosofía, la historia, pensar en el otro. La empatía, escuchar al otro, entender la diferencia, entre otros aspectos, están en el espíritu de la IBERO".

Afirmó que este tipo de materias ayudan a salir de la burbuja propia del área de conocimiento y acercarse a otras concepciones y pensamientos. Compartir clases con alumnado de las distintas carreras que ofrece la Universidad muestra el disenso y el respeto que debe prevalecer en una institución de educación superior.

En este momento, Saúl Sánchez está en la búsqueda de trabajo. Espera aplicar todos sus conocimientos en el mundo laboral y después regresar a la universidad, ya que es importante adquirir nuevos saberes. Quiere estudiar en México un posgrado y después irse otra vez al extranjero.

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219