Exponen en la IBERO ‘Última morada. A través de la cámara de Mariana Yampolsky’

Mar, 29 Oct 2019
Exhibe fotos de Yampolsky, donde ella refleja su visión de la muerte
Permanecerá en el Área de Exposiciones de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (BFXC) durante 15 días, a partir de hoy
Se inauguró en el marco de las Jornadas Académicas 2019 de la BFXC
  • La IBERO montó la exposición ‘Última morada. A través de la cámara de Mariana Yampolsky’.
  • Se encuetra en en el Área de Exposiciones de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (Edificio N, nivel 0).
  • La expo refleja la visión de la muerte que tenía Mariana Yampolsky.
  • Fue inaugurada por el Dr. Javier Cuesta, la Mtra. Teresa Matabuena y la Dra. Genoveva Vergara.
  • Como otras tantas de las fotos de Mariana, en la exposición aparecen imágenes de niños.
  • Imposible no conmoverse ante la foto de un perro echado en la tumba de su dueño.
  • Dra. Genoveva Vergara Mendoza, coordinadora de Servicios a Usuarios de la BFXC.
  • Dr. Javier Cuesta Hernández, director de la División de Humanidades y Comunicación.
  • Mtra. Teresa Matabuena Peláez, directora de la BFXC.
  • Al lado de la exposición, personal de la BFXC montó un altar en honor a sus compañeros que dijeron adiós a esta vida.
  • La catrina se apareció en el altar.
  • Y también dejó escrita su calaverita.

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México exhibe a partir de hoy, y durante 15 días, en el Área de Exposiciones de su Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (Edificio N, nivel 0), la exposición ‘Última morada. A través de la cámara de Mariana Yampolsky’.

La muestra fotográfica, en la que se aprecia la visión que tiene Yampolski sobre la muerte, fue inaugurada por la Mtra. Teresa Matabuena Peláez, directora de la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero (BFXC); el Dr. Javier Cuesta Hernández, director de la División de Humanidades y Comunicación; y la Dra. Genoveva Vergara Mendoza, coordinadora de Servicios a Usuarios de la BFXC; en el marco de las ‘Jornadas Académicas 2019’ de la Biblioteca.

En el acto protocolario, Vergara dijo que en la cultura mexicana la celebración del Día de Muertos es una tradición ancestral que expresa sentimientos y se distingue en forma de ritos y ceremonias. Las imágenes, como representaciones culturales, muestran estos ritos propios de los mexicanos, tradiciones que fueron captadas por Mariana Yampolsky, una de las fotógrafas más importantes del siglo XX que han fotografiado a México, y cuyo archivo la Biblioteca Francisco Xavier Clavigero tiene el privilegio de resguardar.

Añadió que, en la selección que integra la exposición, destacan las imágenes donde los mexicanos se relacionan con la muerte como parte de una herencia cultural. “Mariana Yampolsky se aproxima a estos rituales guardando la importancia del momento para el otro, y los capta en múltiples tomas”.

Para el doctor Cuesta, la lente de Mariana Yampolsky constituye un registro personal de México, el país en el que vivió, pues reaccionaba como pocos fotógrafos ante las tradiciones indígenas, campesinas y populares.

Elena Poniatowska, en su libro, Mariana Yampolsky y la buganvillia, decía del proceso creativo de la fotógrafa: ‘Cada fotografía es una vivencia, horas de plática con el objeto, el viaje a su lugar de origen, al paisaje que lo rodeó, la expresión interrogante de los ojos que permanecen después en la memoria’, citó el directivo de la IBERO.

Respecto a las imágenes de la exposición, Matabuena Peláez mencionó que cuando empezó a ver las fotos de tumbas, cementerios y panteones tomadas por Mariana Yampolsky, éstas le dieron tranquilidad. Ver cómo las tumbas se cuidan o los pensamientos de recuerdo que están escritos en los epitafios o en los mármoles, le trajeron serenidad.

“Me trajeron una tranquilidad, me trajeron una evocación y me trajeron un sentido de lo que es el respeto y de lo que es recordar al ser amado. Y principalmente me llamaron mucho la atención las tumbas de los niños, niños que vivieron dos o tres días, con textos que dicen: como niño veniste, y no lo digo mal, sino así está escrito, y como angelito de fuiste. O la que dice: desde que tus ojos cerraron, mi corazón no ha dejado de llorar.

Cosas como esas, las encontró Mariana en cualquier tipo de panteón, de personas ricas y pobres, de ciudades y de pueblos; y en tumbas de hombres, de mujeres y de niños.

Otras imágenes notorias son las de un perro echado encima de la tumba de su dueño, ante la cual “es imposible no conmoverse”, consideró el Dr. Javier Cuesta, el cual recomendó a quienes visiten la exposición que lean las cédulas de muro, donde aparecen textos de Nezahualcóyotl, de Sor Juana Inés de la Cruz y de Elena Poniatowska, que son “una selección acertada para acompañar estas fotografías”.

Altar

De manera paralela a la exposición, a un lado de la misma, el personal de la BFXC instaló un altar de muertos en honor a sus compañeros de la Biblioteca que han dicho adiós a esta vida. “Tratamos de poner el altar con todas las tradiciones mexicanas habidas y, sobre todo, sin perder esa tradición de todo lo mexicano, de todas las costumbres”, dijo la Mtra. Guadalupe Barrera Galán, coordinadora de Organización de la Información.

La ofrenda “es un reconocimiento a todos nuestros compañeros bibliotecarios que día con día dejaron un pedacito, una semillita, a nuestra Biblioteca”, agregó Norma Alicia Martínez Hernández, catalogadora de la BFXC, quien recordó el trabajo, a veces invisible, de consultoría y de catalogación de sus compañeros.

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219