IBERO adapta plato del buen comer para personas adultas mayores

Jue, 21 Jul 2022
El Centro de Atención al Adulto Mayor de la IBERO trabaja en la adaptación de 'MyPlate for older adults' para atender a este sector de la población en México
  • 'Mi plato para adultos mayores' tiene la intención de mejorar la calidad de la dieta de este sector de la población (Canva).

La Universidad Iberoamericana, a través de su Centro de Atención al Adulto Mayor, trabaja en la adaptación de MyPlate for older adults con el fin de crear una herramienta educativa alimentaria con estrategias sencillas que brinden orientación sobre alimentos, líquidos y actividad física para personas adultas mayores mexicanas.

Así es como surge la propuesta de crear Mi plato para adultos mayores mexicanos, que revisa el contexto de este grupo poblacional que tiene deficiencia de calcio y vitamina D, y cuya alimentación es rica en azúcares refinados y excesivos en energía.

Mi plato para adultos mayores tiene la intención de mejorar la calidad de la dieta porque es un indicador de todo un conjunto de macros y micronutrimentos que buscan mejorar su alimentación”, explicó el Mtro. Martín Granillo, egresado de la Especialidad en Nutrición Gerontológica de la IBERO, y de la Maestría en Nutriología Aplicada de nuestra casa de estudios.

El Mtro. Martín Granillo trabaja en esta adaptación en conjunto con la Dra. Miriam López Teros, coordinadora del Centro de Atención al Adulto Mayor; el Dr. Óscar Rosas, académico e investigador del Departamento de Salud de la IBERO; la Dra. Victoria Barragán, académica del Departamento de Salud; y el Dr. Helidoro Alemán, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

My Plate for Older Adults fue elaborado por el Centro de Investigación en Nutrición Humana sobre el Envejecimiento Jean Mayer de la Universidad de Tufts, Massachusetts, Estados Unidos. Por su parte, la IBERO trabaja en una adaptación para la población de personas adultas mayores de México.

Los alimentos primordiales para este sector son productos de origen animal, como carnes, huevo, leche y yogurt. Es decir, todas aquellas que contengan proteína, calcio y vitamina D, pues es muy difícil alcanzar estos nutrimentos tan necesarios en esta etapa de la vida sólo a través de cereales y verduras, compartió Granillo, quien se desempeña como asistente de investigación para el Departamento de Salud de la IBERO.

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219