IBERO realiza Congreso 'Construcción de Paz con Perspectiva de Género'

Mié, 4 Nov 2020
La IBERO, a través del Programa de Género e Inclusión, lleva a cabo el 4º Congreso de Internacional de Construcción de Paz con Perspectiva de Género
El Rector de la IBERO, Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., señaló que este evento pretende generar espacios de encuentro y diálogo con la sociedad
La Dra. Sandra Blasco Lisa, integrante de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad; y la Dra. Carmen Magallón Portolés, presidenta de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz, ofrecen conferencia magistral
  • La Dra. Sandra Blasco Lisa, Integrante de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL/WILPF) de España y la Dra. Elvia González del Pliego
  • Dra. Carmen Magallón Portolés, Presidenta de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz (SIP) tuvieron a su cargo la conferencia magistral
  • La Dra. Sandra Blasco Lisa, Dra. Carmen Magallón Portolés y la Dra. Elvia González del Pliego

El Congreso Internacional de Construcción de Paz con Perspectiva de Género, desde su primera versión en  2017, tiene el objetivo de impactar la realidad social de nuestro país y potenciar el papel transformador del alumnado y profesorado, procurando para ello, generar espacios de encuentro y diálogo, que propicien una mirada y reflexión crítica, creativa e interdisciplinaria para la construcción de una sociedad más libre, solidaria, justa, incluyente y pacífica, señaló el Rector de la Universidad Iberoamericana, el Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J.

A través de un mensaje enviado, en el marco de la inauguración del 4º Congreso Internacional de Construcción de Paz con Perspectiva de Género, organizado por el Programa de Género e Inclusión de la IBERO, el padre jesuita señaló que la construcción de paz, los derechos humanos, la igualdad de género y el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia constituye una meta compartida entre las obras sociales y educativas de la Compañía de Jesús y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El Dr. Cuautle añadió que la investigación para la paz va mucho más allá de la ausencia de violencia o de guerra, pues incluye el respeto irrestricto a los derechos humanos en todas sus generaciones, la promoción y enseñanza de la ética del cuidado a hombres y mujeres por igual, así como procesos para la transformación pacífica de los conflictos en el ámbito personal, grupal, comunitario e internacional.

“En la Compañía de Jesús, la construcción de la paz ha estado siempre en el centro de nuestro quehacer, por lo que en el Decreto 1 de la Congregación 36 se señaló que ‘nuestras obras educativas a todos los niveles, y nuestros centros de comunicación e investigación social, tienen que ser una ayuda para la formación de hombres y mujeres comprometidos con la reconciliación, que sean capaces de superar los obstáculos que a ella se oponen y proponer soluciones’ (CG 36, D1, Núm. 34)”, dijo el Rector por medio de la Mtra. Aracely Téllez, titular de la Dirección General de Formación e Incidencia Ignacianas, quien se encargó de dar lectura al mensaje.

Asimismo, en el Decreto 14 de la Congregación General 34, la Compañía externó su preocupación por la defensa de los derechos de las mujeres, reconociendo “la urgencia de promover la justicia en muchas culturas y países del mundo”, por lo que se refiere al respeto a la mujer, teniendo en cuenta la "feminización de la pobreza" y el "rostro femenino de la opresión", e invitándonos a solidarizarnos con las mujeres a través de:

  • La enseñanza explícita de la igualdad esencial entre la mujer y el varón, en todos nuestros apostolados, especialmente en colegios y universidades.
  • El apoyo de los movimientos de liberación de la mujer que se oponen a su explotación, y a la promoción de su participación en la vida pública.
  • La atención particular al fenómeno de la violencia contra la mujer.

“Sabemos que a partir la aprobación de la Resolución 1325 de Naciones Unidas sobre Mujer, Paz y Seguridad, hace 20 años, en la que se reconocía la importancia de analizar y comprender los impactos diferenciados que los conflictos armados tienen sobre las mujeres y las niñas, ha quedado clara la relación entre construcción de paz e igualdad de género. Así, también, con las resoluciones subsecuentes en la materia en los años 2008 y 2010 se mostró al mundo la gravedad de la violencia sexual considerándola como un crimen contra la humanidad o un acto de genocidio que amenaza de paz y la seguridad”, compartió el Rector.

Añadió que con este marco internacional, en el año 2015 se llegó el plazo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, coincidiendo con la celebración de los 20 años de la celebración de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, que aunado a lo aprobado años antes en la Resolución 1325, abrió nuevas posibilidades para el diálogo entre los países, incluyendo en la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que evidencian una clara interrelación entre desarrollo, paz, justicia e igualdad de género.

Por su parte, la Dra. Elvia González del Pliego Dorantes, coordinadora del Programa de Género e Inclusión de la IBERO, señaló que este Congreso ha sido una propuesta para mostrar la relación que existe entre la violencia por razón de género, la discriminación, la desigualdad social y la de género, entre otras problemáticas, con la construcción de la paz y, a la vez, ante todo esto, la importancia de la ética del cuidado, de hacer vida los derechos humanos para todas las personas y de una seguridad con perspectiva feminista.

Añadió que este evento ayuda a mostrar la “responsabilidad que tenemos como universidad para incidir en esa construcción de paz y transformar la realidad social del país a través de la formación en los temas que abordamos en este encuentro, del alumnado, el profesorado y de todas las personas que integramos la comunidad universitaria.

“Han sido cuatro años de construcción de este Congreso, con la confianza y colaboración de todas las organizaciones, universidades y personas que se han ido sumando. Al principio, en 2017, nos tocó picar piedra pues hubo muchas personas que no comprendían por qué queríamos organizar un evento con ese nombre y perfil”, explicó.

Genealogía de feministas

La Dra. Sandra Blasco Lisa, integrante de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (LIMPAL/WILPF) de España, quien participó en la conferencia magistral inaugural, habló sobre la historia de las mujeres por la paz durante la primera mitad del siglo XX en su país, cuando mujeres de diferentes procedencias se organizaron en defensa de otra racionalidad para resolver conflictos.

“En pro de obtener derechos políticos y civiles, protagonizaron un feminismo que se puede nombrar como pacifista, en donde se aglutinaban acciones y discursos contrarios al uso de la fuerza en la resolución de conflictos, así como la defensa de la mediación y arbitraje en las relaciones internacionales para lograr una paz permanente”, compartió durante la conferencia Una genealogía de feministas por la paz en América Latina y España.

Explicó que se organizaron en defensa en lo que Johan Gaulting denomina una paz positiva, es decir, una paz no sólo como ausencia de guerra sino entendida como bienestar y justicia social, para ellas mismas y para la sociedad de ese contexto.

Blasco compartió que junto con la Dra. Carmen Magallón Portolés, presidenta de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz (SIP) y presidenta de Honor de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, se embarcaron en un proyecto de investigación para recuperar el pasado político y cultural de dos líneas de pensamiento: pacifismo y feminismo en el país, que no habían sido ampliamente investigadas.

“El objetivo era conocer la relación de las pacifistas españolas con la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad para situarla, al comienzo del siglo XX”, explicó Blasco.

Al respecto, Portolés se refirió al siglo cuando nace el feminismo, que algunas autoras lo sitúan a mediados del siglo XIX con la Declaración de Sentimientos y Resoluciones de Seneca Falls, un movimiento social que organizaron para combatir la carencia de los derechos del sexo femenino, que “actualmente nombramos como violencia estructural y violencia simbólica”, dijo. De modo que el nacimiento de ese movimiento en realidad es en defensa de derechos y en contra de la violencia. Desde su nacimiento es pacifista, aunque no se nombrara como tal.

Hizo referencia a mujeres que antes del feminismo como tal, se les puede considerar como iniciadoras del mismo, por ejemplo, Olimpia de Gouges, quien escribió la Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana, que reclamaba la libertad, igualdad y fraternidad, es decir, los lemas de la evolución francesa para las mujeres. Por esa reclamación fue guillotinada el 3 de noviembre de 1793.

Añadió que el feminismo pacifista, como movimiento, nace con mujeres que se organizaron para incidir en una política internacional que estaba en manos de líderes que llevaban a sus países a la guerra.

“Ese momento lo marcaremos como el momento del nacimiento de un feminismo pacifista como tal, que refleja una noción de igualdad. En este caso, las feministas pacifistas reclaman una igualdad que incluye tener capacidad para decidir sobre la paz y la guerra, es una igualdad ampliada, no podían votar, pero incidían en la política internacional a partir de la resolución del Congreso de la Haya de 1948”, dijo.

Acerca de las mujeres que se organizaban en la red de movimiento internacional, la experta señaló que eran millones y que las líderes respondían a un patrón de pertenecer a una clase media con oportunidades de estudiar, viajar, que conocían idiomas y que podían asistir a congresos, lo cual era fundamental para poder relacionarse.

Algunas latinoamericanas se ajustaban a ese patrón y se vinculaban a esa red internacional de mujeres, entre ellas, las organizadoras de las primeras organizaciones feministas que fueron pioneras en el acceso a la academia, a la universidad y a la educación.  

Compartió que mujeres de Argentina, México y Uruguay se adelantaron a las españolas en la entrada a las organizaciones feministas internacionales y en el establecimiento de amistades con mujeres de otros países.

Aquí puedes seguir el evento en vivo.

  • Nota relacionada:

Crucial, identificar la violencia cultural para irla desarticulando: experta

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219