Mexicanos, pobres en cultura de ciencia y tecnología: experta

Jue, 7 Nov 2019
Presidenta de la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica dicta en la IBERO la conferencia ‘Comunicar la ciencia para empoderar a poblaciones vulnerables’
  • Dra. Lourdes Patiño Barba, presidenta de la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica (Somedicyt).
  • Patiño impartió en la IBERO la conferencia ‘Comunicar la ciencia para empoderar a poblaciones en situación de pobreza’.
  • Dictó su ponencia en el ‘1er Simposio de Divulgación de la Ciencia. Con la mirada puesta en grupos vulnerables’.

Salvo excepciones, casi cualquier mexicano y mexicana podría considerarse en situación de pobreza en cuanto a conocimientos de temas de ciencia y tecnología, debido al bajo nivel de cultura científica que existe en el país, mencionó la doctora Lourdes Patiño Barba, presidenta de la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica (Somedicyt).

Así lo dijo durante su conferencia ‘Comunicar la ciencia para empoderar a poblaciones vulnerables’, que impartió en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en el marco del ‘1er Simposio de Divulgación de la Ciencia. Con la mirada puesta en grupos vulnerables’.

Patiño explicó que, en una encuesta sobre cultura científica que hace el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en la cual pregunta a la gente sobre conceptos científicos básicos que se ven en la escuela, como la gravedad, la energía y las vacunas, así como cuestiones del pensamiento y método científico, las y los mexicanos obtienen sistemáticamente malos resultados, obteniendo por lo general una calificación de 6, en una escala del 0 al 10.

De ahí la importancia para la Somedicyt de enfatizar que, además de saber al menos los conceptos básicos de la ciencia, la gente debe aprender cómo puede tomar decisiones con base en evidencia científica, y no basada en creencias.

Respecto a cuáles son en México los grupos vulnerables en los que menos se divulgan la ciencia y la tecnología, la doctora dijo que sobre todo entre las personas en situación de pobreza, las que viven en comunidades marginadas y la gente en situación de encierro, como las cárceles.

Además, subrayó que es importante hacer notar que existe un sesgo en los estudios sobre cultura científica, muy enfocados en los niños y a veces en los jóvenes, no tanto los adultos, cuando estos últimos también necesitan saber ciencia, pues son quienes toman las decisiones en casa, en el trabajo, en las legislaturas, en las calles y en la vida pública.

Sobre por qué tener conocimientos en ciencia y tecnología, comentó que, al saber más, por ejemplo, en temas de salud y nutrición, la gente aprende a cuidar su cuerpo, y en consecuencia ahorra dinero, al no tener que asistir al doctor, ni tener que comprar medicinas.

Y en una época en la que abundan las fake news (noticias falsas), al despertar el conocimiento científico un pensamiento crítico, éste ayuda a determinar qué información es de calidad, cuál está verificada y formarse un juicio a partir de esa información sobre distintos temas.

Como cada tipo de población, vulnerable o no, tiene sus peculiaridades, las maneras de divulgar la ciencia y la tecnología también son diversas. Una de ellas, muy útil donde no hay conexión a internet, es la radio, cuya señal llega a casi todos los lugares. También hay estrategias móviles de divulgación de la ciencia, como los programas itinerantes, entre los que se encuentran los camiones de la ciencia y las bibliotecas móviles.

Pero independientemente de la estrategia, para la Dra. Patiño lo importante es que ésta tenga como modelo de comunicación (de los que hay varios) uno que aborde el contexto, o sea, que antes de divulgar la ciencia, primero averigüe cómo es la gente, e identifique y entienda sus necesidades. En ese sentido, tienen que difundirse temas que inviten a las personas a movilizarse. “Si tenemos en algún sitio un problema medio ambiental, no sólo quiero que la gente entienda qué es la contaminación, quiero que también actúe en contra de ella”.

Por último, la Presidenta de la Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica afirmó que saber de ciencia y tecnología ayuda a la gente a vivir mejor. Si bien hay muchas maneras de resolver problemas, la ciencia ofrece la mejor, al estar basada en un conocimiento verificado, útil, por ejemplo, para combatir la inseguridad, limpiar y cuidar el medio ambiente, o generar medicamentos para alargar la calidad y esperanza de vida.

Notas relacionadas: 

Académico de la IBERO publica el libro ‘Ciencia de botepronto’​

Realizan en la IBERO el ‘1er. Simposio de Divulgación de la Ciencia’​

Texto y fotos: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219