Nuevo plan de estudios formará juristas, no técnicos de derecho

Mar, 8 Jun 2021
Renata Riveroll, alumna de la IBERO, participó en la webinar ‘Reflexión sobre el nuevo plan de estudios. Plan Manresa para la Licenciatura en Derecho’
La estudiante destaca que el nuevo modelo de estudio permitirá formar juristas y no técnicos en derecho
  • Renata Riveroll Usabiaga, alumna de la Licenciatura en Derecho de la IBERO, universidad jesuita de la Ciudad de México.

El nuevo plan de estudios de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México busca “darnos una identidad y una vocación como juristas”, opinó Renata Riveroll Usabiaga, alumna de la IBERO de esta carrera, durante la webinar Reflexión sobre el nuevo plan de estudios. Plan Manresa para la Licenciatura en Derecho.

Tan pronto la invitaron a participar en este panel, Renata comentó que se dio a la tarea de investigar qué se ha dicho con anterioridad, en el mundo, acerca de los planes de estudio en la enseñanza del derecho. Así, halló que sobre este tema se ha discutido, por ejemplo, en Estados Unidos (en 1950, en la Universidad de Harvard), en Alemania, en Australia; y en Latinoamérica, en naciones como Argentina, Chile, Colombia y Perú.

Al analizar la información recabada, encontró que normalmente en todos las países hablan de tres cosas que necesita la educación del derecho: debe ser humanizada y no jerarquizada; debe estar basada en competencias y no en la memoria; y debe ser consciente del contexto económico, político y social.

Lo anterior fue entendido por Renata como que, una educación humanizada de derecho, es aquella donde las y los alumnos y los profesores/as “parecemos más colaboradores, y no el superior y el subordinado”.

Que una educación basada en competencias, es “evaluar lo que aprendiste con cómo lo ejecutas”, donde lo que importa es poder aplicar lo que se aprendió, por ejemplo, en teoría de las obligaciones, “y que puedo redactar un contrato, o que puedo resolver una demanda o que puedo ver una sentencia de la Corte Interamericana y criticarla, decir, no me gustó, no me gustó porque siento que no se apegaron a estos valores”.

Con esta forma de aprendizaje, Renata consideró que a lo mejor se deja de lado aquella expresión que ha escuchado varias veces, en su carrera, en despachos y hasta en instituciones de la administración pública, que en México se crean técnicos del derecho y no juristas. Esta frase, que en su momento la alumna no entendía, hoy sabe que se refiere a que “ser jurista no es saber leyes (de memoria); ser jurista es saber resolver problemas utilizando las leyes y utilizando casos prácticos”.

“Y entonces, con el nuevo plan de estudios, viéndolo, pienso, ok, a lo mejor vamos a ser juristas. Y en Latinoamérica vamos a empezar a ser juristas, porque resulta que este es un problema no sólo de México, sino que lo ven en toda Latinoamérica, y también en Estados Unidos en cierto grado y también en Europa en cierto grado. Y este plan de estudios, tengo la fe, de que va a hacer juristas y no técnicos del derecho”.

El tercer elemento que necesita la educación del derecho es el que más llamó la atención a Riveroll Usabiaga, “porque es el que más me recordó a la IBERO”, pues ser consciente de los problemas económicos, políticos y sociales es algo que “me queda claro que está enraizado en el espíritu IBERO”.

Renata está consciente de que el derecho no es una ciencia exacta, y como tal, dijo que hay miles de formas de resolver todo lo que puede hacer un abogado. Sin embargo, las decisiones que toma un abogado/a depende de “cómo piensas, cómo te enseñaron a pensar; pero más importante, qué te enseñaron a valorar. Y en la IBERO a mí me han enseñado a valorar muchísimas causas sociales, la causa ambiental, la de salud, la justicia restaurativa y la causa de los migrantes”.

Es así que, “los valores que están hilvanados en el nuevo plan de estudios, me queda claro que apuntan a generar abogados, o jueces o ministerios públicos, lo que quieran hacer de su vida, pero que se cuestionan dos, tres, cuatro, cinco veces, por qué decido lo que decido y qué estoy valorando al decidir resolver este caso de esta manera”. Hacer eso y empaparse de esos valores tendrá como resultado el que “no hay que apagarnos la idea de que el mundo puede ser justo”.

Finalmente, la estudiante Renata Riveroll Usabiaga compartió que también cree que el nuevo plan de estudios de la Licenciatura en Derecho va a hacer algo que siempre ha caracterizado la IBERO, pero que lo va a hacer mejor, “y eso es, alzar la voz”.

  • Liga de interés:

Te invitamos a visitar el sitio especial de los Planes Manresa

  • Notas relacionadas: 

Nuevo Plan de Estudios de Derecho busca resignificar papel de la abogacía

Estudiantes ponen a la IBERO en 'top ocho' mundial en torneo de derecho

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219