Proyecto SUS-TER realiza laboratorio territorial en la sierra poblana

Mié, 5 Mayo 2021
El ‘LabTer Cuetzalan Mx’ formó parte del ‘2do curso piloto de dinamizador/a territorial’ del Proyecto SUS-TER
Participaron académicos de la IBERO, miembros de la Unión de Cooperativas Tosepan Titataniske y 14 estudiantes del Proyecto SUS-TER
  • El laboratorio abordó temas como el enfoque territorial del desarrollo y las estrategias que podrían coadyuvar a la valorización del patrimonio biocultural.

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en colaboración con miembros de la Unión de Cooperativas Tosepan Titataniske, impartió el laboratorio territorial LabTer Cuetzalan Mx, que formó parte del 2do curso piloto de dinamizador/a territorial del ‘Proyecto SUS-TER’ (Redes de conocimientos, habilidades y competencias para una valorización territorial inclusiva y sostenible del patrimonio cultural, los productos de origen y la biodiversidad), cofinanciado por el Programa Erasmus + de la Unión Europea.

El Laboratorio Territorial, que es uno de los cinco módulos del curso, se realizó del 12 al 15 de abril, y abordó temas como el enfoque territorial del desarrollo y las estrategias que podrían coadyuvar a la valorización del patrimonio biocultural de la región y la formación de actores locales.

Aunque originalmente se tenía contemplado hacer el LabTer Cuetzalan Mx de manera presencial, la pandemia de COVID-19 obligó a llevarlo a cabo en modalidad virtual, y no obstante esto, cumplió con el objetivo de tener como docentes a actores locales del territorio de Cuetzalan -ubicado en la Sierra Nororiental poblana-, quienes dialogaron con los alumnos/as de maestría de Latinoamérica y Europa participantes.

Las actividades del LabTer combinaron sesiones con actores externos al territorio y diálogos con actores locales, en su mayoría jóvenes, quienes compartieron con los estudiantes del curso su visión sobre los conflictos, vulnerabilidades y oportunidades que identifican en su territorio; los procesos de toma de decisiones colectivas en la comunidad; y el papel de la sociedad civil, las autoridades locales en la resolución de conflictos.

Les permitieron, asimismo, conocer más acerca de sus productos y la economía local, las costumbres y ritos ancestrales, como la ceremonia de agradecimiento a la Madre Tierra y las prácticas de la medicina tradicional.

La Dra. Silvia Muñoz Ortiz, adscrita al Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria en México (CIIESS) de la IBERO, precisó que uno de los mayores aciertos del laboratorio fue que como 'maestros' de la Tosepan participaron egresados/as del Diplomado Plan de Vida (impartido hace algunos meses por la Dirección de Educación Continua de la IBERO y la Tosepan), quienes junto con los estudiantes del curso crearon “una comunidad de aprendizaje donde jóvenes de diferentes países y contextos unieron sus intereses para intercambiar conocimientos”.

El laboratorio se caracterizó por ser un proceso de enseñanza-aprendizaje horizontal, basado en el diálogo. Al compartir anécdotas, experiencias y situaciones de vida, docentes (cooperativistas, actores territoriales y extraterritoriales) y estudiantes tuvieron un acercamiento “al concepto de territorio problematizado en la realidad, así como los desafíos propios de la cooperativa Tosepan”.

Como ponentes del LabTer Cuetzalan Mx participaron 16 cooperativistas de la Tosepan, cuatro egresados del Diplomado Plan de Vida y cuatro egresados del 1er curso piloto de dinamizador/a territorial. El laboratorio fue tomado por 14 estudiantes, de México, Colombia, Venezuela, Bolivia, Chile, Costa Rica, España e Italia.

Además de recibir los conocimientos pertinentes para dinamizar los territorios, las y los participantes fortalecieron, por medio del diálogo, habilidades blandas, como: desarrollo de escucha activa, desarrollo de empatía y conexión emocional.

La doctora Muñoz (quien es una de las académicas/os de la IBERO que forman parte del Proyecto SUS-TER), dijo que como evaluación final del laboratorio se pidió al estudiantado que “durante toda la semana reflexionaran sobre sus emociones más allá que sobre su pensar”, y el último día compartieran qué sentimientos les despertó el LabTer Cuetzalan Mx, qué les movió en su corazón, qué empatías pudieron sentir y en qué les hizo cambiar o reafirmar sus convicciones previas.

El LabTer Cuetzalan Mx fue uno de los tres laboratorios territoriales nacionales previstos para este curso -los otros dos se hicieron en Colombia- y que serán el antecedente del Laboratorio Territorial Internacional, que también estará a cargo de la Universidad Iberoamericana, del 17 al 20 de mayo, al que asistirán las y los 42 estudiantes del curso, quienes después de un intercambio de conocimientos, experiencias e ideas harán una propuesta de revalorización del patrimonio biocultural para cada uno de los tres territorios analizados previamente.

  • Notas relacionadas:

Investigadores IBERO desarrollarán perfil de ‘dinamizadores territoriales’

IBERO agradece contribuir con proyectos de la Unión de Cooperativas Tosepan

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219