Dialogremos IBERO: Autoevaluación, la meta es la mejora docente

Jue, 5 Dic 2019
La importancia de este ejercicio es generar un proceso de reflexión sobre la enseñanza en la IBERO
  • La autoevaluación es importante porque permite recoger la mirada del profesorado.

Uno de los ejes trascendentales del nuevo modelo de evaluación docente de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, Dialogremos, es la evaluación que harán de sí mismos las profesoras y los profesores, ya que permitirá, a cada uno y a todos, reflexionar sobre la enseñanza, las áreas de mejora sobre las que se puede trabajar para contribuir al desarrollo de una educación de calidad.

De acuerdo con la Dra. Mariana Sánchez Saldaña, directora de Servicios para la Formación Integral (DSFI), “la autoevaluación es importante porque nos permite recoger la mirada del profesorado. Las y los profesores pueden mirarse a sí mismos frente a su propia práctica docente. Más que darnos puntajes, queremos que lo que se genere sean procesos de reflexión”.

Comentó que el instrumento de autoevaluación parte de la idea de que todas las personas somos susceptibles de mejora, incluso académicas y académicos que son bien calificados. “La diferencia entre el SEPE (Sistema de Evaluación de Procesos Educativos) y el modelo actual es que ahora incluimos la participación de múltiples evaluadores, para tener una visión más integral de los procesos educativos, que nos permita a todos identificar las áreas en las que podemos mejorar.

“La autoevaluación, como ejercicio de reflexión, es la base para que todos elaboremos nuestro plan de mejora continua, de manera que ya no basta atender a los profesores que salían mal evaluados, sino que ahora lo que buscamos es que todos, hasta los que salieron bien, tengan a la vista un horizonte hacia dónde quieren caminar y mejorar”.

Entre las oportunidades que abre esta autoevaluación docente está hacer un cambio de mirada y ajustar parámetros para enfrentarse a las necesidades y estilos de aprendizaje de alumnas y alumnos que nacieron en el siglo XXI; así como tener una mejor calidad en la interacción con los estudiantes.

La autoevaluación de los profesores toma en cuenta varias dimensiones de la docencia:

Primera dimensión: los elementos que estoy tomando en cuenta al hacer la planeación de las actividades docentes.

  • Segunda dimensión: las estrategias de enseñanza y aprendizaje que pongo en juego.
  • Tercera dimensión: los ambientes de aprendizaje que propicio en la interacción con los estudiantes.
  • Cuarta dimensión: la estrategia de evaluación del aprendizaje.
  • Quinta dimensión: el dominio que tengo de la materia, traducido en la actualización y competencias profesionales que pongo al servicio del curso.
  • Sexta dimensión: ética y valores tanto en la interacción con las y los estudiantes, como en el contenido de la materia.
  • Séptima dimensión: mi compromiso social y la forma como busco que los estudiantes lo desarrollen.

“Esta reflexión de la práctica docente se hace de manera personal, pero estaremos buscando espacios y oportunidades para que este ejercicio sea un insumo para una reflexión comunitaria en colegios de profesores o en comunidades académicas, que permitan compartir la experiencia, alimentarse unos a otros, y construir juntos”.

Alrededor de 2 mil docentes, a autoevaluarse 

La Dra. Mariana Sánchez Saldaña señaló que alrededor de 2 mil profesoras y profesores de asignatura y tiempo completo, de licenciatura, posgrado y programas de Técnico Superior Universitario (TSU), participarán en la autoevaluación que se llevará a cabo los últimos días de este semestre Otoño 2019, y cuyos reportes se entregarán en enero del próximo año.

De estos resultados, se harán revisiones a dos niveles: el primero, a nivel personal, para que cada docente pueda hacer su plan de mejora, que será el insumo para la construcción de un índice de mejora continua; y el segundo, en registros consolidados por programa, departamento y división, con el fin de tener diagnósticos institucionales que permitan generar estrategias de formación, actualización y acompañamiento, que apoyen el desarrollo de la planta académica en su conjunto.

El objetivo es trabajar con los docentes y los colegios de profesores para mejorar integralmente la función docente en la Universidad.

La especialista en formación académica apuntó que, debido al cambio de modelo de evaluación, y que la construcción de un índice de mejora continua requiere al menos dos o tres periodos de evaluación, habrá un índice de transición que sustituirá al IDD (índice de desempeño docente) por dos periodos, sin contar el verano; este indicador será el mayor puntaje obtenido en las últimas seis evaluaciones.

La idea es que la transición no perjudique a ningún docente”. Para los docentes de reciente ingreso, será ésta la primera autoevaluación que tengan en su perfil. “A partir de aquí, vamos a ir viendo las mejoras subsecuentes”.

Enfatizó que Dialogremos es un modelo que tiene bases en las tendencias de innovación docente en el mundo; pero que es netamente de la IBERO porque está estructurado a partir de la pedagogía ignaciana y el modelo educativo de la Universidad Iberoamericana. Además, se agregaron elementos aspiracionales que marcarán el futuro.

En conclusión, la autoevaluación tiene como meta que las y los académicos se comparen contra sí mismos, y hagan un plan que les permita mejorar cada periodo.  “Las y los profesores que queremos en la Universidad son los que tiene curiosidad y ganas de buscar alternativas para generar una docencia que ayude a los estudiantes a aprender, para resolver problemas del futuro”.

Notas relacionadas:

La IBERO lanza Dialogremos, nuevo modelo de evaluación docente

Autoridades IBERO dan a conocer al claustro, Dialogremos, nuevo modelo de evaluación docente

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219