Educación de migrantes, pasaporte para ser ciudadanos (as) mundiales

Mar, 22 Sep 2020
La Dra. Alma Polo, académica de la IBERO, comentó el libro ‘Entrevista a Ángelo Cabrera. Trayectoria de vida en contextos migratorios y la lucha por el derecho a la educación’
  • Dra. Alma Polo Velázquez, directora de la División de Estudios Sociales de la IBERO.
  • Dra. Mercedes Ruiz Muñoz, autora del libro y académica del Departamento de Educación de la IBERO.
  • Angelo Cabrera, migrante mexicano radicado en NY y académico de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.
  • Robert Smith, académico de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

Las y los migrantes mexicanos indocumentados que viven en Estados Unidos han sostenido una lucha ancestral por tener derecho a la educación, al considerar a ésta una especie de pasaporte para ser ciudadanas y ciudadanos mundiales, consideró la doctora Alma Polo Velázquez, directora de la División de Estudios Sociales de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Así lo dijo al participar en la presentación del libro Entrevista a Ángelo Cabrera. Trayectoria de vida en contextos migratorios y la lucha por el derecho a la educación, cuya lectura le permitió volver a reconocer el valor de la educación en la población migrante, como imaginario social y como una  experiencia concreta en su relato de vida, mencionó la Dra. Polo, quien como académica ha investigado el lugar que las y los migrantes le dan a la educación.

El texto plantea, de manera esperanzadora, que se empieza a crear un movimiento transnacional, con niños y estudiantes jóvenes, “que sí pueden viajar,  que así pueden volverse mensajeros transnacionales e  interlocutores de comunicación y experiencias transculturales”.

Es por ello que Ángelo Cabrera y los nuevos líderes se enfocarán en las futuras generaciones, en los jóvenes que están en las  escuelas, en quienes vienen naciendo, porque ellas y ellos van a tener el poder. “Ellos pueden crear un cambio, abrir diferentes espacios para los migrantes, porque ellos son los que podrán dirigir las organizaciones u ocupar puestos políticos”.

Al reflexionar sobre la metodología de trabajo de la autora del libro, la  Dra. Mercedes Ruiz Muñoz, académica del Departamento de Educación de la IBERO, Alma Polo comentó que fue muy acertado que utilizara el método biográfico, ya que sus preguntas profundas “nos van guiando como un radar, para entender de manera cabal el estado de cosas respecto al derecho a la educación en la población migrante”, a través del relato de vida de un líder excepcional, Ángelo Cabrera, cuya historia refleja lo que ha pasado con la comunidad mexicana en Nueva York.

De esta manera, se pueden conocer las condiciones, relaciones, estrategias de adaptación  y circunstancias que llevaron a un adolescente a convertirse en un estudiante universitario y en un líder; y también conocer cuáles son los obstáculos, facilitadores y tragedias  de todo aquel o aquella que parte de su lugar de origen, y lo que tiene que vivir en su destino. 

Cada lector y lectora del libro puede ir creando líneas de reflexión y pistas para entender una realidad compleja con muchas aristas y ángulos, y darle forma desde su disciplina y área de interés. “Ahí radica, a mi parecer, su riqueza. Te hace involucrarte y tomar partido, por eso acabas, sin darte cuenta, tomando una postura política, porque es  además de una narrativa, el acompañamiento de un viaje de resistencia, de una rebelión ante la injustica y la desigualdad”.

Una de esas pistas que el libro brindó a la Dra. Polo Velázquez, desde sus áreas de interés, que son la psicología, la antropología y la educación, es ‘lo que implica la identidad cultural’. 

En un primer momento podría pensarse que la obra permite entender qué significa ser un migrante mexicano indocumentado en Nueva York, pero el tema es más complejo, y lleva a cuestionarse las estrategias de aculturación e integración, y a complejizar las preguntas clásicas: ¿se trata acaso de olvidarse de la cultura de origen para poderse integrar a una nueva cultura?, ¿se trata, como plantean diversos autores, de ser bicultural?

Es así que, “la entrevista nos da la pauta para evaluar, que en lo que más bien debemos pensar es una  ciudadanía mundial, en el derecho de estar donde uno o una quiera estar, de estar en el lugar que identificas como tu hogar y qué se necesita para lograrlo”.

El relato de vida de Ángelo

Del relato de vida de Ángelo, la directora divisional compartió que su testimonio es un modelo del cual hay que aprender, y su liderazgo requiere ser analizado para poder ser replicado en los próximos líderes jóvenes.

“Nos va llevando por el camino que transitó para lograr un cambio de narrativa en los estudiantes indocumentados migrantes: su historia misma cambió las narrativas. Conocemos los momentos clave que usó para crear oportunidades. Los riesgos que tomó para poder abrir el camino. Nada fue casual, fue el producto de sus saberes comunitarios de liderazgo que fue obteniendo, los conocimientos jurídicos que fue aprendiendo en la práctica y por una inquebrantable fe en el futuro, la noción de que uno puede hacer grandes cambios a través de la acción”.

Su vinculación con Robert Smith, académico de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY, por sus siglas en inglés), tiene como puente entre ellos el activismo vinculado con la academia. El trabajo que ambos han realizado en conjunto ejemplifica  la combinación de investigación-acción, orientada a la comunidad y al servicio.

El libro hace a sus lectoras y lectores “cómplices” del proceso mediante el cual Ángelo se convirtió en “una herramienta”, para  ayudar  a otras personas mexicanas o indocumentadas a aprender acerca de su derecho de ir a la universidad y cómo realizarlo, y para enseñarles a navegar en el sistema y a crear redes  y alianzas.

En el relato de vida de Ángelo se ve claramente cómo fue evolucionando su capacidad de agencia y cómo se va desarrollando su potencial, desde que empezó a pelear por su educación básica en su pueblo natal, hasta que logró impulsar el derecho a la educación superior en Nueva York, una de las ciudades más importantes del mundo.

“De la mano de Mercedes nos vamos enterando en cada entrevista cómo superó el desprecio, cuestionó el estado de las  cosas y desde pequeño decidió no conformarse y rebelarse… Nos vamos dando cuenta, a lo largo de las entrevistas, de su camino, cómo transita del activismo, el cabildeo y las protestas”.

Esta agencia no ha quedado en él, pues hay la prospectiva de generar cambios de liderazgos en la comunidad mexicana y promover un empoderamiento de la misma, que la lleve a reconocer que es capaz de transformar el sistema.  

Y en cuanto a algunos hallazgos encontrados en el libro que representan retos interesantes para la psicología comunitaria, la Dra. Alma Polo señaló el tema de la identidad y sus transformaciones.

Las identidades transitorias, las identidades en movimiento y en permanente adaptación para poder sobrevivir y moverse en el sistema fueron surgiendo en Angelo, por ejemplo, cuando comenta que ser indocumentado le permitía una movilidad en las sombras, que ahora en su condición actual no tiene, y que paradójicamente le trae otro tipo de limitaciones, es decir, se ganan derechos, pero se pierden otros.

Al respecto, dijo la doctora: “Aprendí mucho de los factores de riesgo presentes en el cambio, la inicial normalización del miedo, el riesgo de tomar decisiones extremas y liberarse de los temores, las barreras internas que hay que superar, de las cuales a veces ni se es consciente”.

“Yo no sé si existe el sueño americano, pero sí sé que lo que me permitió Ángelo, a través de Mercedes, fue  la oportunidad de leer acerca de un sueño que se convirtió en realidad”.

Ángelo Cabrera, el académico activista

Por su parte, Ángelo Cabrera, quien tiene un Master en Ciencia Política por la Universidad de la Ciudad de Nueva York, institución donde labora como académico, mencionó que el libro es una recopilación del trabajo de más de una década de la comunidad mexicoamericana en Nueva York, y su historia refleja la experiencia de muchos otros migrantes mexicanos.

“Para mí fue duro dejar a mi familia, salir a los 14 años, vivir en las calles, recoger comida de la basura. Creo que eso es algo que siempre comparto con los estudiantes, que para mí el manjar más delicioso, el caviar más caro de la vida, fueron unos mangos que estaban destinados a ir a la basura, y que me ayudaron a existir un día más después de no haber comido tres días mientras estaba deambulando en Tijuana para poder llegar a  los Estados Unidos”.

La experiencia de vivir en el sótano de un supermercado, y por una ventana de ahí mirar a las y los estudiantes dirigirse hacia sus escuelas, le permitió ver que él algún día iba a tener también esa oportunidad.

Hoy que disfruta de sus logros y de lo que tiene a su alrededor, Angelo reconoce que fue su comunidad la que le ha impulsado a seguir adelante. Y él, a quien la única herencia que le ha dejado la vida es el conocimiento, asegura que sólo puede dejarle a la sociedad “compartir mis experiencias, compartir mis conocimientos, para que juntos podamos lograr un cambio en nuestra comunidad”.

Y como “los sueños de Angelo siguen”, compartió que espera lograr algún día entrar al doctorado, y seguir el camino de la academia activista, “no la academia de la investigación que queda en los libros o queda en los escritos, sino la academia donde se hacen los estudios para implementar, crear, cambios en nuestra sociedad”.

Notas relacionadas:

IBERO presenta libro sobre derecho a la educación de indocumentados en EU

IBERO presenta posicionamiento sobre el contexto migratorio en México

#INVESTIGACIÓN Sólo 18% de niños migrantes asiste a la escuela en México

Texto: PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219