Nuevos planes de estudio, una propuesta de la IBERO para hacer frente al futuro

Mié, 14 Abr 2021
A partir de agosto, los 'Planes Manresa' operarán en 30 licenciaturas e ingenierías que ofrece la Universidad Iberoamericana
  • La Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica, presentó los nuevos Planes de Estudio 'Manresa' de la IBERO (Foto: Alberto Hernández).
  • La Vicerrectora académica fue la encargada de explicar el objetivo de los 'Planes Manresa'.

La Maestra Sylvia Schmelkes del Valle, vicerrectora académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, presentó los nuevos planes de estudio -denominados Manresa- que tendrá esta institución académica en 30 de sus licenciaturas, a partir de agosto de este 2021.

En estos tiempos de cambio acelerado, de incertidumbre sobre el futuro, de nuevas exigencias de formación, los Planes Manresa plantean novedades que la Vicerrectora resaltó. En estos nuevos planes de estudio se hace un mayor énfasis en la integralidad de la formación profesional; integralidad que se entiende como una formación interdisciplinaria, social y ciudadana, ética, socioemocional y de promoción del cambio.

En los nuevos planes también hay una preocupación destacada por la conciencia social y el compromiso de las y los estudiantes con la justicia social y con la Casa Común (el medio ambiente); se hace un énfasis en la colegialidad, en el trabajo interdisciplinario, en el diálogo y la convivencia, y en la participación estudiantil; se presenta un modelo flexible, que permite cursar asignaturas de otras carreras y tener experiencias de formación presencial, a distancia, en línea o híbrida; y se plantea aprovechar la tecnología, como herramienta que potencia el aprendizaje.

Los nuevos planes de estudio se fundamentan en la filosofía ignaciana que ha guiado a la IBERO a lo largo de sus 78 años de existencia, y en la realidad que se está viviendo, incluso desde antes de la pandemia, que “nos llevó a la necesidad de replantear nuestros programas conforme a las tendencias nacionales e internacionales de las disciplinas y profesiones”.

Schmelkes abundó que las tendencias en el futuro de las profesiones y las nuevas formas de entender el conocimiento en México y en el mundo consideran la necesidad de comprender la realidad desde perspectivas interdisciplinarias y transdisciplinarias, las exigencias del ecosistema digital vigente y los estilos de aprendizaje de los nativos digitales, y de manera importante, el compromiso de cada profesión con el cuidado de la Casa Común.

Recordó que la IBERO se distingue por ser una Universidad de alta calidad académica, innovadora, de vanguardia y de enorme vocación social, que se refleja en su constante deseo por la incidencia positiva de sus estudiantes, egresados/as y de la institución misma. Esta incidencia social conlleva una preocupación, atención y producción de conocimiento relevante sobre temas que aquejan al mundo y a aquellos que lo están moldeando.

“Con estos nuevos planes rearticulamos nuestras fortalezas para formar los profesionistas del futuro, hoy. Y, entonces, el propósito lo expresamos de la siguiente manera: formar a las y los estudiantes con alta calidad profesional, pero, sobre todo, como personas críticas, conscientes y responsables ante la problemática humana, social y ambiental del entorno, del país y del mundo”.

Por calidad académica y profesional, se hace referencia a la claridad y profundidad en los conocimientos teóricos y metodológicos profesionales de los egresados/as, a las metodologías de investigación y profesionales que dominan, y a la actitud interdisciplinaria de diálogo y de servicio que manifiestan en su trabajo profesional.

Dijo que la profesión personal humanista es una tradición de la IBERO que alude a la conciencia y respeto que tiene la egresada/o a la dignidad de la persona, a las relaciones interpersonales que sostiene -basadas en su capacidad de diálogo y su respeto a las convicciones de los demás-, a su apertura a los valores de otras disciplinas y carreras diferentes a la propia, y a su capacidad de obrar con responsabilidad, libertad y compromiso.

La formación social, también muy propia de la IBERO, implica la conciencia del egresado/a sobre los problemas nacionales y mundiales, su actitud de solidaridad y de justicia ante ellos, así como su participación profesional para atenderlos. “El egresado ejerce sus derechos cívicos y políticos, y cumple con los deberes correspondientes. Elige, vigila, critica, propone y, en su caso, ejerce la autoridad, en servicio del bien común”.

Algo que se ha vuelto especialmente importante, como consecuencia de la pandemia, es la formación socioemocional. Aquí, lo que la Universidad quiere es formar personas capaces de reconocer, comprender y regular sus emociones y sentimientos, y las conductas y pensamientos asociados.

Se trata de usar las emociones y sentimientos propios de forma productiva, para establecer y mantener relaciones positivas, empáticas, colaborativas y respetuosas; tomar decisiones éticas, responsables y con autonomía; resolver y enfrentar situaciones desafiantes; prevenir conductas de riesgo y establecer y alcanzar metas que contribuyan al desarrollo y al bienestar individual y colectivo. Esta formación socioemocional implica, y la IBERO está preparada para ello, brindar apoyo socioemocional profesional cuando éste sea necesario.

Acerca de las habilidades para adaptarse y propiciar el cambio, la Maestra comento que, ante una realidad incierta y una transformación impredecible de la realidad futura, las y los estudiantes de la Iberoamericana, universidad jesuita de la Ciudad de México, deben de estar formados para enfrentar la incertidumbre, adaptarse a los cambios y, cuando sea necesario, para propiciarlos o provocarlos, orientados por una formación ética, social, cívica y profesional sólidas.

Por otra parte, dijo que para todas las carreras se han definido las siguientes competencias genéricas: comunicación lingüística y lógica matemática; liderazgo socio-profesional; trabajo colaborativo; creatividad, innovación y emprendimiento; compromiso integral humanista;  discernimiento y responsabilidad; sustentabilidad y cultura digital.

De manera especial, en todas las carreras se transversalizaron tres temas propios del mundo actual: sustentabilidad, género e interculturalidad. Además, cada programa tiene sus propias competencias específicas, aquellas que definen el quehacer característico de una determinada profesión y, por consiguiente, el perfil de egreso de cada uno de los programas.

La formación social, fundamental para la IBERO, ahora está presente a lo largo de toda la carrera. Empieza con un Taller de Integración Universitaria, una introducción, sin costo, que se ofrecerá a todas y todos los estudiantes de nuevo ingreso, para que comprendan la filosofía específica de la pedagogía de la IBERO, y para que entiendan en dónde y en qué instancias ésta se va desarrollando.

Después está una asignatura ‘de inmersión’, propia del plan de estudios de cada carrera, que está enfocada a un primer acercamiento y contacto crítico con la realidad. Existen además cuatro asignaturas obligatorias, del Área de Reflexión Universitaria, adicionales a cada plan de estudios, que tienen un enfoque social, humanista e interdisciplinario.

Asimismo, se espera que el estudiante participe en un proyecto en contextos de vulnerabilidad, en el que se aporte, desde cada profesión que se estudia, a la transformación de la realidad, en el marco del servicio social. Toda esta trayectoria de formación social, que dura a lo largo de la carrera, cierra con una reflexión crítica sobre toda la experiencia universitaria, incluyendo esta parte social, y donde se define el proyecto de vida futura de los egresados.  

Como la Universidad también quiere que estos planes de estudio se caractericen por su flexibilidad, está aumentando el número de asignaturas optativas complementarias en todas las carreras, abriendo la mayor parte de ellas a que se cursen, por todo aquel estudiante que quiera, en otras carreras. Incluso en algunas carreras se están empaquetando conjuntos de tres asignaturas que están relacionadas entre sí y que pueden llegar a constituir un título menor.

La idea es que todo esto “se refleje en un documento que se expida junto con el título, que sea un complemento al título, que dará cuenta no solamente de estas materias optativas que se cursen, sino también de todas las actividades extracurriculares que tienen una naturaleza formativa, en las que han participado los estudiantes y las estudiantes, por ejemplo, actividades deportivas, artísticas, de representación estudiantil y muchas otras que se van a ofrecer en el contexto de estos nuevos planes de estudio”.

En otra cuestión, la Vicerrectora mencionó que en cuanto las autoridades sanitarias de la ciudad y del país permitan el regreso presencial a la Universidad, se favorecerá la presencialidad en las asignaturas que cuenten con laboratorios y talleres, y en todas las asignaturas para el alumnado de primer ingreso, que necesita la experiencia de convivir con sus pares de manera intensiva.

La tecnología y las metodologías didácticas que ha desarrollado la IBERO también permiten ofrecer asignaturas de manera híbrida; algunas se mantendrán a distancia, otras se ofrecerán en forma presencial y en las instalaciones de la propia Universidad o fuera de ella.

Las materias presenciales podrán también ofrecerse a distancia en los casos que se requiera, por ejemplo, si algún alumno/a está enfermo o con algún familiar enfermo. “La Universidad cuenta, y se actualiza permanentemente, con las tecnologías adecuadas para la aplicación de todas estas modalidades y de las metodologías de enseñanza y de aprendizaje para este nuevo plan de estudios”.

La última característica que resaltó de los planes de estudio es la internacionalización, que sobre todo se quiere lograr intensificando las oportunidades de intercambios internacionales. Detalló que la IBERO, como universidad confiada a la Compañía de Jesús, forma parte de la Asociación Internacional de Universidades Jesuitas (IAJU, por sus siglas en ingles), integrada por 186 universidades en el mundo; tiene una relación fuerte con las 29 instituciones que conforman la Asociación de Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL); y cuenta con más de 250 vínculos y convenios internacionales con universidades e instituciones.

Con esta internacionalización, que implica opciones presenciales y virtuales, también se quiere tener presencia internacional en todas las materias, al promover la presencia virtual de estudiantes extranjeros, tanto en todas las carreras, como en determinadas clases o en periodos semestrales completos. “Desde luego, todo esto está muy relacionado con formar para una ciudadanía global responsable”.

Con estos cambios, las carreras de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, “son licenciaturas de alta calidad académica, pensadas en nuestro tiempo, pero también en el futuro, pertinentes para nuestra realidad, con un alto potencial de impacto social y, sobre todo, orientadas a la formación integral, profesional, humanista, social y en sustentabilidad de nuestras y nuestros estudiantes”.

  • Liga de interés:

Te invitamos a visitar el sitio especial de los Planes Manresa

  • Notas relacionadas: 

Actualiza IBERO planes de estudio; arrancan en agosto

Género, uno de los temas centrales en los nuevos 'Planes Manresa'

Flexibilidad curricular permitirá a estudiantes IBERO tener conocimientos de otras carreras 

Interculturalidad, uno de los ejes transversales en nuevos planes de estudio de la IBERO

Nuevos planes de estudio IBERO están vinculados a la agenda internacional

Sustentabilidad, la transformación socioambiental en los nuevos planes de estudio

PEDRO RENDÓN/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219