#TIPSIBERO ¿Cómo preparar un ‘lunch’ divertido y saludable para menores?

Mar, 7 Sep 2021
La Mtra. Gladys Bilbao y Morcelle, coordinadora de la Clínica de Nutrición de la IBERO, recomienda integrar todos los grupos de alimentos en el refrigerio de las niñas y los niños
  • El lunch no tiene que ser siempre un sandwich, se pueden crear distintos refrigerios mezclando distintos grupos de alimentos (Pixabay).

El regreso a las escuelas tras más de un año de confinamiento ha generado distintos cambios en las rutinas que se establecieron mientras las clases se tomaban en casa. Hay nuevas dinámicas a las que se tienen que adaptar las y los menores, y padres y madres de familia como la preparación del lunch.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha recomendado preparar refrigerios saludables a las niñas, niños y adolescentes para evitar el sobrepeso y obesidad, y les permita tener la energía necesaria para realizar sus actividades y mantener un estilo de vida saludable.

Al respecto, la Mtra. Gladys Bilbao y Morcelle, coordinadora de la Clínica de Nutrición de la IBERO, recomienda integrar todos los grupos de alimentos en el refrigerio de la niña o el niño, pues el cerebro necesita de glucosa para funcionar.

Asimismo, recordó que los alimentos que se consumen mientras están en la escuela no sustituyen al desayuno ni a la comida, por lo que recomendó tener establecidos los horarios de consumo de las tres ingestas más importantes del día.  

Para lograr que las y los infantes coman lo que mandan sus padres a la hora del recreo, recomendó platicar con ellas y ellos, como si fuera una consulta nutricional, y preguntarles (de toda una gama de opciones de alimentos saludables) qué es lo que más les gustaría llevar a la escuela. Y plantearles tipos de preparación y presentación para que el refrigerio sea atractivo.

 De acuerdo con la nutrióloga, lo correcto será incorporar por lo menos una proteína (pollo, jamón, yogurt), algo de verdura o fruta, un cereal (galletas, pan, palomitas, pretzels) y grasas (cacahuates, crema de cacahuate, almendras o aguacate); así como agua natural.

Aconsejó que lo alimentos que lleven a la escuela ya estén limpios, desinfectados y listos para ingerirse, es decir, en trozos pequeños para que sea de fácil consumo y evitar que se desperdicien. Asimismo, dijo que no es opción enviarles cosas que no sean naturales, como papas, galletas o jugos.

Bilbao y Morcelle destacó la importancia de que los infantes tengan su sistema inmunológico fuerte a través de una nutrición adecuada.  Recordó que los hábitos que se formen desde el nacimiento hasta los seis años se quedarán; por lo cual, esta etapa es la oportunidad para enseñarles sobre buenos hábitos alimenticios.

 

 

  • Notas relacionadas:

#TIPSIBERO Utiliza el método del plato para cuidar tu ingesta durante las fiestas

#TIPSIBERO ¿Cómo evitar que la ansiedad afecte tu alimentación?

Valentina González/ICM

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219