Indiferencia social a la ciencia, obstáculo para Nuevo Modelo Educativo

Lun, 12 Jun 2017
De acuerdo a estudio del BID, la mayoría de las primarias en México carece de laboratorios de ciencias
  • (Imagen: pixabay.com).
  • (Imagen: pixabay.com).
Por: 
Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Investigador Nacional Nivel 2 (SNI).

Uno de los aspectos más encomiables del Nuevo Modelo Educativo nacional es el reconocimiento de la importancia de que niños y niñas identifiquen fenómenos naturales que incentiven su curiosidad y su deseo de responder a preguntas relacionadas con la realidad física. Para lograr este fin, en el modelo se plantea la necesidad de realizar actividades de exploración mediante investigación, análisis y experimentación. 
 
En este contexto, la postura histórica que ha prevalecido en la educación básica nacional hacia las ciencias experimentales debe ser motivo de una intensa reflexión. De acuerdo a un estudio publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México ha dedicado muy poco esfuerzo a la incorporación de laboratorios de ciencias en su sistema de educación básica. El estudio mencionado abarcó a 16 países de América Latina y nuestro país ocupó el lugar número 15, superando únicamente a Nicaragua (situándose muy por debajo de Chile, Colombia y Argentina). 

En números redondos, de cada cien escuelas mexicanas sólo dos cuentan con un laboratorio de ciencias para tercer grado de primaria1. En las escuelas privadas localizadas en regiones urbanas el problema es ligeramente menor, pues en este subconjunto 'sólo' ocho de cada 10 escuelas muestran esta carencia, mientras que en el régimen público la ausencia de estos importantes espacios educativos es prácticamente absoluta.

La sociedad mexicana parece tener arraigada la idea de que las escuelas no requieren laboratorios para que niños y niñas desarrollen curiosidad e interés para comprender su entorno.  La imagen social de los laboratorios se encuentra caricaturizada y relacionada con peligros y contenidos “no aptos para menores de edad”. En contraste, en los modelos educativos exitosos se valora la creatividad infantil derivada de la experimentación, y es evidente que esta última no puede ser realizada apropiadamente adaptando de manera improvisada patios de recreo y salones de clase. 

Un laboratorio de ciencias para primaria no necesariamente es caro, lo que en realidad se requiere es otorgar un valor real al desarrollo de la ciencia en nuestra niñez. Fenómenos relacionados con el cambio climático, la producción de energía limpia y la formación de patrones en la naturaleza  pueden ser comprendidos y disfrutados en este nivel por medio de prácticas imaginativas de muy bajo costo, desarrolladas en espacios adecuados.  

La ausencia histórica de una cultura científica escolar es un factor que ha sido capaz de alejar a niños y niñas del estudio de las ciencias naturales, al punto de crear ambientes muy poco académicos causantes de bajos desempeños y de maltrato escolar2.

En las diversas presentaciones públicas referentes al Nuevo Modelo Educativo no se ha abordado de manera explícita la forma de atender el rezago existente en laboratorios de ciencias reportado en el estudio del BID. Si bien se ha mencionado la incorporación de talleres de robótica en las escuelas, es necesario ampliar el alcance de la enseñanza de las ciencias naturales y garantizar la existencia de espacios apropiados para su desarrollo experimental.    

La indiferencia social hacia las actividades científicas en la infancia aún parece prevalecer. De no atenderse de forma apropiada este importante tema, muy difícilmente se alcanzarán los objetivos planteados en el nuevo y ambicioso modelo educativo nacional.

Referencias:
 
1 M. Carbol y M. Székely, Educación para la transformación, Banco Interamericano de Desarrollo, 2012 (ver anexo 6.1, páginas 230 a 235).
http://idbdocs.iadb.org/wsdocs/getDocument.aspx?DOCNUM=37259235

2 A. Sandoval-Villalbazo,  Bullying explicaría malos resultados en prueba PISA, Prensa Ibero, 18 de diciembre de 2016. 

 http://ibero.mx/prensa/lisis-bullying-explicar-malos-resultados-en-prueb...

Notas relacionadas:

Sólo poco más de la mitad de niños en edad preescolar asisten a la escuela

Desigualdad social en México se refleja en sistema educativo: especialista

Educación rural en México se ha convertido en un proyecto de resistencia

México podría ser país puntero en educación emocional: investigador

Educación socioemocional, urgente y crucial para construir un mundo mejor

Primer reto del Nuevo Modelo Educativo, superar la elección presidencial

Crimen organizado y agroindustria explotan a estudiantes rurales

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219