Siembran árbol para hacer que perdure el recuerdo del Rector Saúl

Mar, 14 Sep 2021
Integrantes de COPSA plantaron un ejemplar floral en el Jardín de la Fuente de nuestra casa de estudios
  • Integrantes de COPSA se reunieron para plantar un árbol en memoria del Dr. Saúl Cuautle (Alberto Hernández/IBERO).
  • Se eligió un árbol de flor para recordar al Rector Saúl (Alberto Hernández/IBERO).
  • De pie, Sophie Paret-Roux, titular de la Coordinación de Participación Estudiantil y Creación de Comunidad; y la Mtra. Sylvia Schmelkes, vicerrectora académica de la IBERO (Alberto Hernández/IBERO).
  • El árbol fue plantado en el Jardín de la Fuente (Alberto Hernández/IBERO).
  • El objetivo del acto fue que el recuerdo del Padre Saúl se mantenga para la posteridad (Alberto Hernández/IBERO).

El Consejo de Presidentes y Presidentas de Sociedades de Alumnos y Alumnas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México realizó un homenaje en memoria del Dr. Saúl Cuautle Quechol, S. J., Rector de la IBERO, quien falleció el pasado 9 de septiembre, y se plantó un árbol en el Jardín de la Fuente, dentro de las instalaciones de nuestra casa de estudios.

Éste será el quinto árbol que se coloca dentro de nuestro campus, dos de ellos en memoria de integrantes de nuestra comunidad: el primero, en recuerdo del escritor Ignacio Padilla, quien falleció el 20 de agosto de 2016; y ahora el plantado por COPSA en honor al Dr. Saúl Cuautle, quien llevó las riendas de la IBERO de 2020 a 2021.

Durante la ceremonia, en la que se plantó un árbol de flor, la vicerrectora académica y encargada en de la Oficina de la Rectoría, Mtra. Sylvia Schmelkes, agradeció el gesto. “Creo sinceramente que la vida de esta universidad son las y los estudiantes, y que hagan perdurar el recuerdo de Saúl a través de un árbol que florece es un gesto simbólico importante. COPSA y la generación de ustedes estará acompañando este árbol en su crecimiento y florecimiento para siempre, y eso me llena de alegría, gusto y sobre todo me conmueve”.

Por su parte, Ursula Ramme Coellar, presidenta de la Sociedad de Alumnas y Alumnos de Ingeniería Química, comentó que el Rector fue una persona con la que convivieron y pudieron exponer sus ideas, siempre con el objetivo de trabajar en colectivo, tener mejor comunicación y lograr mejores cosas.

Es una gran pérdida para nosotros y nosotras, pero, por otra parte, estamos muy agradecidas, agradecidos, de haberle conocido, que nos haya acompañado en este tiempo. Creo que fuimos muy afortunadas, afortunados, de tenerlo”, dijo.

Montserrat Ximena Núñez Medina Ávalos, representante de estudiantes ante el Senado Universitario, expresó que “estos momentos son muy importantes para el corazón, recordemos los momentos buenos, las risas, lo que se compartió, las enseñanzas que nos deja. Guardemos ese rayito de esperanza para lo que viene en la IBERO. “Saúl dejó su huella. Disfrutó su universidad. Sigamos caminando con su recuerdo. Si algo nos enseñó es a estar juntas, juntos”.

Los otros árboles

El 3 de febrero de 1993, el entonces secretario de Desarrollo Social, Luis Donaldo Colosio, visitó la IBERO y como parte de las actividades sembró un árbol. Una década después, se instaló una placa con las palabras que el político ofreció a la comunidad. Tanto el árbol como la placa están en el Jardín de Los Lobos.

El 7 de octubre de 2004, la Iberoamericana otorgó el Doctorado Honoris Causa al XIV Dalai Lama, Tezin Gyatso, durante una ceremonia celebrada en el Auditorio José Sánchez Villaseñor. Al terminar el evento, el líder espiritual plantó un árbol como símbolo de su paso por la IBERO. El ejemplar, así como una placa, se pueden observar en el mencionado jardín.

En el caso del árbol en memoria de Ignacio Padilla, éste fue sembrado después de una ceremonia eucarística y un homenaje en recuerdo de uno de los académicos más importantes de la Universidad y prolífico integrante de la Generación del Crack. El árbol fue plantado en un jardín aledaño al espacio Monserrat.

El 2 de octubre de 2018, alumnas y alumnos de la Universidad Iberoamericana conmemoraron el cincuentenario del Movimiento Estudiantil de 1968 con el resguardo de una cápsula del tiempo, en la que se colocaron cartas y objetos simbólicos dirigidos a la comunidad estudiantil que dentro de 50 años estudiará en la IBERO. Además, representantes de las Asociaciones Estudiantiles de la IBERO sembraron el árbol de las manitas o macpalxóchitl.

  • Nota relacionada:

Los tres árboles plantados en la IBERO 'in memoria'

Alumnado recuerda Movimiento Estudiantil del 68 con cápsula del tiempo

Un jesuita feliz, así fue Saúl Cuautle Quechol (FOTOS)

Falleció Saúl Cuautle Quechol, Rector de la IBERO

El príncipe Saúl: Dedicado 'in memoriam' al Rector Cuautle Quechol

Iván Cabrera

 

Para mayor información sobre este comunicado llamar a los teléfonos: 59 50 40 00, Ext. 7594, 7759
Las opiniones y puntos de vista vertidos en este comunicado son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten
y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de la Universidad Iberoamericana.

Comunicación Institucional de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México
Prol. Paseo de la Reforma 880, edificio T, 5to piso, Col. Lomas de Santa Fe, C.P. 01219